Forbes: Globovisión pretende salir de sus fronteras e incursionar en los mercados de Estados Unidos y Europa

La reconocida revista de fama mundial FORBES se ocupa de Globovisión y de su Presidente el Dr. Raúl Gorrín, a continuación Infocifras.org destaca la importante noticia que  la cadena venezolana Globovisión pretende salir de sus fronteras e incursionar en los mercados de Estados Unidos y Europa, mediante una inversión en high tech.

 

En los más de 20 años que tiene al aire en Venezuela, Globovisión se ha posicionado como un generador de espacios noticiosos, pero hasta el día de hoy la televisora únicamente tiene canal abierto en Caracas, Valencia y Maracay; en las demás regiones del país su señal se transmite exclusivamente en los sistemas por cable

En el período 2015- 2016, la empresa reportó una audiencia promedio al día de 498.676 televidentes en señal abierta, mientras que por cable fue de 562.036 telespectadores, más que su competidor Venevisión, que se ubicó en 429.246 usuarios en abierta y 399.043 en restringida, indican datos de Nielsen.

Con estos números y su trayectoria, la compañía quiere llegar al mercado de Estados Unidos y Europa, mediante una inversión de 817.000 dólares en high tech (alta tecnología) y con 80% de contenido sobre Venezuela, explica Raúl Gorrín, presidente de Globovisión: “Transmitir noticias en otras latitudes supone una adecuación a la naturaleza y a la idiosincrasia de cada país. Eso lo hemos logrado hacer aquí en Venezuela y ha resultado ser un modelo exitoso que queremos replicar en varios países, manteniendo un alto porcentaje de noticias venezolanas, ya que somos y seremos siempre un país de interés mundial en términos noticiosos, por su ubicación geográfica, sus recursos, su gente, por todo. Venezuela es un país de noticias”, asegura el empresario.

EN 2015 – 2016 GLOBOVISIÓN REGISTRÓ 498.676 TELEVIDENTES AL DÍA EN SEÑAL ABIERTA Y 562,036 POR CABLE

El hecho de que la señal vaya a otras latitudes fuera de Venezuela no es algo nuevo, debido a que a través de la televisión restringida de plataformas como DIRECTV llega a Argentina, Chile, Ecuador, Perú y Uruguay, mientras que por Cable Onda y Cable & Wireless tiene presencia en Panamá.

FUNDADORES. Alberto Federico Ravell (en la imagen), Guillermo Zuloaga, y Luis Teó lo Núñez comenzaron la historia de Globovisión

“Queremos dar nuestra visión de Venezuela al mundo, y sobre todo mostrar cómo lo hacemos. Nuestra proyección, en una primera fase abarca toda Latinoamérica y Estados Unidos, posteriormente iremos a Europa comenzando con Portugal, España e Italia y luego iremos a los mercados asiáticos de China y Rusia”, narra Gorrín, quien adquirió Globovisión en 2013 al empresario Guillermo Zuloaga.

EL ENCENDIDO

Globovisión nació hace 22 años, cuando el gobierno venezolano otorgaba concesiones para canales en banda UHF o Frecuencia Ultra Alta, debido a que la banda VHF estaba saturada. En ese momento, los empresarios Guillermo Zuloaga, Alberto Federico Ravell y Luis Teófilo Núñez solicitaron una licencia y crearon UNITEL, que con el paso del tiempo cambió su nombre a Globovisión.

En octubre de 1994, Alberto Federico Ravell propuso abrir un canal de noticias dentro de unos costos manejables, ya que sólo se trataba de recibir la señal a través de una parabólica. Para el 1 de diciembre de 1994, Globovisión emitió su primera transmisión.

CONTRACORRIENTE. La complicada situación económica de Venezuela y las dificultades para importar bienes tecnológicos del exterior están situando a las compañías de telecomunicaciones y operadores de TV en una situación complicada

Sucesos como el fallecimiento de Luis Teófilo Núñez, siendo aún miembro de la junta directiva del canal, la salida de Alberto Federico Ravell de la empresa y la intervención por parte del gobierno del Banco Federal, propiedad de Nelson Mezerhane, fueron factores para que Carlos Zuloaga, vicepresidente del canal e hijo de Guillermo Zuloaga, anunciara en marzo de 2013 que había negociaciones con los empresarios Raúl Gorrín, Juan Domingo Cordero y Gustavo Perdomo para adquirir la televisora. El 14 de mayo de 2013 se hizo efectiva la venta de Globovisión.

PANTALLA VENEZOLANA

Globovisión compite en un mercado, Venezuela, que se caracteriza por su alta penetración de TV de paga. De acuerdo con los datos actuales, alrededor de 66% de los hogares (5 millones de suscriptores) tienen TV de paga, indica la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel).

La audiencia nacional total es de aproximadamente 9.4 millones de hogares, revelan cifras de la institución gubernamental. Además, la audiencia total se divide en 51.8% para TV abierta y 48.2% para TV de paga, de acuerdo con información del Consejo Latinoamericano de Publicidad en Multicanales.

CENSURA. Varios medios de comunicación salieron del país a petición del presidente Nicolás Maduro

Actualmente llega a ocho de cada 10 personas por suscripción de la audiencia de la televisión de paga, revela información de DIRECTV. “Globovisión es el canal más visto –aunque sólo está disponible en abierto en Caracas, Valencia y Maracay; en el resto del país se ve por cable o satélite. Le seguirían en el ranking Venezolana de TV, Televen, Venevisión y Meridiano Televisión”, explica Juan Fernández, analista de Televisión Hispana.

817,000 DÓLARES EN HIGH TECH INVERTIRÁ LA EMPRESA PARA LLEGAR A ESTADOS UNIDOS Y EUROPA.

Pero el reporte de DIRECTV indica que a pesar de su éxito en la televisión restringida, desde agosto de 2017 Globovisión ha perdido aproximadamente un punto de audiencia por mes, aunque desconoce el motivo, pues mantienen la misma programación desde entonces. Agrega que otros canales no están capitalizando dicha caída y que se puede apreciar en los gráficos que los mismos se han mantenido estables.

CENSURA INFORMATIVA

Gorrín dice que el éxito de la empresa también tiene que ver con la gestión que se ha realizado desde que adquirió el canal, en 2013: “Cuando compramos a Globovisión, éste era un refugio de la población electoral que se quedó huérfana por la situación que se vive en el país”, detalla.

En este sentido, el año pasado fue muy difícil para los medios de comunicación con operaciones en Venezuela, dado que varios tuvieron que salir de la nación tras una petición del presidente Nicolás Maduro, a través de la Conatel, el órgano regulador de las telecomunicaciones en el país.

SEÑAL LIMITADA. Hasta el día de hoy, Globovisión únicamente tiene canal abierto en Caracas, Valencia y Maracay, mientras que en las demás regiones del país su señal se transmite exclusiva- mente en los sistemas por cable. De hecho, llega a ocho de cada 10 personas por suscripción de la audiencia de la televisión de paga

Por ejemplo, el 15 de febrero de 2017, el gobierno ordenó a los proveedores de señal por cable sacar a CNN en Español del aire, días después de que la empresa presentara una investigación intitulada Pasaportes en la sombra, que reveló la presunta venta de pasaportes y visas desde la embajada de Venezuela en Bagdad, Iraq.

Seis meses después, la colombiana Caracol TV vivió una situación similar, ya que el presidente Maduro denunció una “campaña terrible” contra su gobierno y señaló directamente a medios colombianos como Caracol.

“Lamentamos profundamente esta decisión del gobierno de Venezuela de sacar a Caracol Televisión del aire, nos sacaron de las dos cableoperadoras”, señaló Juan Roberto Vargas, director de Noticias Caracol, a la emisora BLU Radio.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa en Venezuela lleva un registro de al menos 49 medios de comunicación cerrados en el país durante 2017. De esos 49, un total de 46 son emisoras de radio y tres canales de televisión.

La polarización entre canales pro y antigubernamentales y la complicada situación de estos últimos son parte del contexto que viven los medios de comunicación en Venezuela, dice Juan Fernández. El analista destaca la orden de eliminar de las parrillas de TV de paga los canales CNNCaracol TVRCN y NTN24, de acuerdo con el gobierno de Maduro, “por manipular las noticias sobre la situación del país”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha condenado públicamente a Venezuela por el cierre de más de 50 medios de comunicación durante el último año (la gran parte radiodifusoras).

“Por otro lado, también se debe reseñar que la complicada situación económica del país y las dificultades para importar bienes tecnológicos del exterior están situando a las compañías de telecomunicaciones y operadores de  TV en una situación complicada”, agrega Fernández.

A TRAVÉS DE DIRECTV, GLOBOVISIÓN LLEGA A ARGENTINA, CHILE, ECUADOR, PERÚ Y URUGUAY, MIENTRAS QUE POR CABLE ONDA Y CABLE & WIRELESS TIENE PRESENCIA EN PANAMÁ

Gorrín indica que el país se movió hacia una tendencia de centro, porque el chavismo, opositores y los que se autodenominan ‘no alinea- dos’ alcanzan un 43% de la población. Estos confluyen en los mismos problemas, como la inflación que golpea duramente el bolsillo del venezolano. Ante ese escenario, Globovisión decidió enmarcar el eslogan “Aquí nos vemos todos”.

Y partiendo de esa premisa, el empresario asegura que la crítica se permite dentro de los programas del canal: “Nosotros [Globovisión] somos un medio, por lo que permitimos que todo se manifieste. El éxito es también que le abrimos la puerta a todos los sectores del país”, destaca. “La función de un medio es transmitir lo que está sucediendo. Aquí damos voces a las personas que están en contra del gobierno y al gobierno”, dice.

La censura no es la única situación complicada a la que se enfrentan los medios de comunicación en Venezuela. A esto hay que añadir la precarización de la economía de los últimos años.

Se espera que la economía de Venezuela se contraiga un 4.2% este 2018, debido a que la recesión en el país “fue más profunda de lo que se había pensado”, indica el informe del Banco Mundial sobre las Perspectivas Económicas Mundiales.

Además, la inflación anual en Venezuela alcanzó por primera vez los cuatro dígitos y cerró 2017 en 2,616%, calcula el Parlamento del país Sudamericano, controlado por la oposición, que durante el año pasado hizo un seguimiento ante la falta de información oficial.

“Los países no se acaban y Venezuela no es la excepción. Ya la mayoría de países han vivido procesos hiperinflacionarios. Creo que llegaremos a un momento donde los dirigentes de la política tendrán que hacer un stop y repensarse”, opina Gorrín.

A pesar de la complicada situación, el empresario estima que habrá un momento en el que las reglas naturales del mercado volverán y que haya inversiones que apuesten por el país, con la seguridad de que el Estado les va a propiciar toda la seguridad jurídica.