Prórroga de intervención a Banesco es por motivos políticos

“Técnicamente, esto no tiene ninguna justificación”, dijo rl presidente de Banesco Juan Carlos Escotet.

El presidente de Banesco Internacional, Juan Carlos Escotet aseguró que la medida es por motivos políticos, dijo que no ha recibido ofertas de venta y enfatizó que “no las queremos escuchar”, pues aseguró que el banco es fruto de 35 años de trabajo.

Escotet, se pronunció este viernes ante los medios de comunicación por la prórroga, por otros 90 días, de la intervención por parte del Gobierno de esta institución financiera, considerándola, a lo técnico, sin justificación

“Técnicamente, esto no tiene ninguna justificación. No teniéndola, la única explicación que puedo dar es política y dado que es política, soy incapaz de entender qué beneficio puede tener esto, porque al contrario, lo que veo son grandes desventajas”, expresó.
Advirtió además que, aunque el Gobierno ha dicho que quiere llevar a cabo un programa de recuperación económica y buscar la inversión extranjera, así como atraer capital privado, no cree factible que pueda “mandar los mensajes positivos que se quieren mandar”, aplicando esta serie de medidas “sobre el primer banco del país”.
El presidente de Banesco agregó que no ha recibido ofertas de venta y enfatizó que “no las queremos escuchar”, pues asegura que el banco es fruto de 35 años de trabajo “y es un hijo para nosotros y los hijos no se venden”.
Escotet señaló que durante la primera reunión días antes de la intervención con el vicepresidente de Economía, quien era Wilmar Castro Soteldo, el mismo le aseguró que la intención final “nunca fue quedarse con el banco”.
“La intención final – dijo Soteldo – no es quedarse con el banco, sino llevar a cabo la investigación Manos de Papel y que una vez concluido el proceso, se nos podría levantar la intervención antes de los 90 días, cosa que lamentablemente no sucedió”, apuntó.
Banesco fue intervenido el 3 de mayo por haber cometido “delitos” bancarios y por haber “incurrido” en actividades sospechosas, todo en el marco de la operación Manos de Papel.
El entonces vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, argumentó que la intervención fue para “controlar” la especulación en el mercado cambiario, ya que existía un conjunto de empresas de maletín que han obtenido grandes cantidades de dinero”. Añadió que gran parte de los movimientos bancarios de ese conglomerado fue en cuentas de Banesco, por lo que suspendió, en ese momento, diversas cuentas y ordenó la captura de 149 personas.
Con informaciòn de El Universal