Miss Venezuela deja la puerta abierta para participación de transgéneros

Así lo subrayó Gabriela Isler, quien en 2013 se coronó Miss Universo y quien actualmente funge como directora de Relaciones Públicas y Formación del evento.

“Revisamos el Código de Ética muchas veces y en las condiciones se dice que se solicitan participantes del sexo femenino ¿por qué? Porque somos un concurso inclusivo (…) y eso va de la mano con los valores de responsabilidad, integridad y excelencia; parte de eso es la diversidad y la inclusión”, aseguró la exreina.

Esto a propósito de que España eligiera recientemente a una transgénero, Ángela Ponce, para que llevara la banda de su país en el Miss Universo.

La declaración la hizo durante la primera rueda de prensa que ofreció Isler junto con Nina Sicilia y Jacqueline Aguilera, gerente general de Miss Venezuela y Directora de Imagen, respectivamente, después de la renuncia de Osmel Sousa como presidente del certamen y que antecedió con días de diferencia a un escándalo en el que exparticipantes acusaron a otras de haber obtenido beneficios económicos por supuestos vínculos con dirigentes del Gobierno y del chavismo.

“Desde mi punto de vista, Osmel es único e irrepetible. No va a haber otro Osmel Sousa. Es talentosísimo, brillante y con un sexto sentido que pocos tienen. Tiene una trayectoria maravillosa y nos ha dado miles de alegrías. Nosotros no vinimos a sustituirlo”, enfatizó Sicilia, ganadora del Miss Internacional 1985.

Consultadas sobre los resultados de las investigaciones que supuestamente se realizarían a propósito de las denuncias recibidas, Isler fue enfática. “Nunca se habló de una auditoría. Se habló de una revisión”.

“Nosotras no estamos aquí para cuestionar lo que se hizo. Estamos aquí para hacer un trabajo apegado a las normas. El Miss Venezuela tiene una exposición única y ha hecho de esta transición un caso que ha llamado la atención de los medios nacionales e internacionales”, expresó Sicilia.

Las directivas del Miss Venezuela hablaron por más de dos horas sobre el proceso de transición del concurso.

“No es la primera vez que esto sucede en una empresa del mundo, esas pequeñas o grandes desviaciones a lo que se consideraría el deber ser. No es la primera vez que se cambia la junta directiva de una compañía (…) No todo es perfecto, habían algunas cosas que no se estaban manejando de forma justa. Simplemente la organización revisó e intervino”, prosiguió.

Fuente: Diario Las Americas