Sebastiana Barráez: Plomo y muerte en la frontera, ELN dio de baja a un Comando Caribe del Ejército – Eso está feo

La Fuerza Armada oculta que a ese joven teniente lo asesinó el Ejército de Liberación Nacional, cuando una comisión llegó al sector “Caño Motilón” del Catatumbo.

Sebastiana Barráez

Para la Redi Occidental, en el estado Zulia, específicamente en la 12 Brigada de Caribes, quien le disparó al teniente Roberto Ultin González fue un “grupo generador de violencia”, término que inventó el Gobierno en tiempos en los que Andrés Izarra era ministro de Comunicación. La Fuerza Armada oculta que a ese joven teniente lo asesinó el Ejército de Liberación Nacional, cuando una comisión llegó al sector “Caño Motilón” del Catatumbo.

SEBASTIANA 2016

Habían pasado más de seis días de constante enfrentamiento entre los elenos y los paramilitares, sin la intervención de la Fuerza Armada venezolana. El miércoles pasado cuando publicamos la denuncia varios productores ya habían huido monte adentro con sus obreros; otros se movilizaron ante el Ministerio Público y la Redi.

En horas de la noche el Tcnel. Julio Cesar Galbán Molina, comandante del 123 B.C. “Celedonio Sánchez”, presidió una comisión con un Oficial Superior, 18 oficiales subalternos, 50 tropas profesionales y 22 VV/SS/CC, junto a 16 combatientes de Fuerzas Especiales. Se fueron hasta “Caño Motilón”.

Pretendieron llegar hasta la alcabala que tenía instalada el Ejército de Liberación de Nacional (ELN) en el sector “Puente de Casa de Tubo”.. Los elenos les cayeron a plomo y mataron al teniente Roberto Ulpin González, quien era del 992 Batallón de Fuerzas Especiales G/J “José Gregorio Monagas”. Llevaron al joven teniente al hospital de “Casigua El Cubo”, pero murió en la vía.

Lo inaudito es que tres guerrilleros fueron capturados en el sitio, pero la Fuerza Armada no ha dado ninguna información oficial al respecto. La comisión logró rescatar a dos de los obreros de las fincas de la zona que los elenos mantenían retenidos.

Entre las armas que tenía la guerrilla hay un fusil R-15, 2 fusiles Galil y una escopeta Cal 12mm, además dos explosivos tipo minas y dos detonadores eléctricos con los que pretendían volar el puente.

Solo se habla de ocho muertos entre colombianos y venezolanos, pero la cifra es mucho más alta, ya que varios de los heridos lograron pasar a territorio colombiano y varios cadáveres fueron trasladados al otro lado del río. Otros cadáveres quedaron entre el monte como el de hombre sin identificación, que recibió gran cantidad de tiros y lo encontraron en el sector “Rancho de Tabla”, parroquia Udón Pérez municipio Catatumbo.

ELN en la escuela

El Ejército de Liberación Nacional está instalado en la escuela de Caño 14, que está  a unos 4 kilómetros de la carretera Machiques-Colón. Ahí tienen su centro de operaciones y ahí los abastecen de comida, ya que tiene una buena cocina y amplio comedor; los guerrilleros duermen en los salones.

Ese instituto de Educación se llama “Escuela Bolivariana Ezequiel Zamora” de Caño 14.

En esas imágenes observen la presencia de la guerrilla y el movimiento de los militares. 

El teniente

De ese joven, Roberto Carlos Ulpin González, la Fuerza Armada no ha dicho nada y ni siquiera emitió una nota de protesta porque la guerrilla le asesinó a uno de sus integrantes; el comandante del Ejército, el mayor general (Ej) Jesús Rafael Suárez Chourio, solo se limitó a publicar, en la página web del componente, una nota de duelo, con formato preestablecido en la que destaca “el sensible fallecimiento” del teniente.

La vergüenza es mayor, no solo porque Suárez Chourio bien oculta que ese joven militar fue asesinado, y un sargento herido, por la guerrilla colombiana instalada en nuestro suelo patrio, sino porque no hay ni una mínima explicación ni disculpas a su familia, quien le entregó ese muchacho a la Fuerza Armada, para que se lo entregaran en un ataúd.

Los 13 hermanos de Ulpin González no recibieron explicación alguna.  El teniente fallecido fue enterrado, con uniforme de gala, en Maturín, luego de que lo trasladaron desde el aeropuerto de El Vigía (Mérida) hasta el estado Monagas. La FANB lo ascendió post mortem a primer teniente.

Tampoco ha dicho nada la Fuerza Armada, ni el Gobierno Nacional o regional sobre cinco cuerpos sin identificación que estaban en la morgue del cementerio “José Gregorio Hernández”, municipio Colón de Zulia.

Una fuente revela que “son hombres del monte”, como la gente de la zona llama a los grupos irregulares. Se creen que eran paramilitares vistiendo trajes camuflajeado y botas militares.

Y sobre los tres guerrilleros capturados tampoco la Fuerza Armada ni el ministro del Interior y Justicia ha dicho quienes son, no los ha identificado ni ha dicho dónde están detenidos. Fueron puestos a orden del Tribunal Militar de La Fría; los otros 14 también detenidos serían presentados el 30 de julio ante el tribunal de Maracaibo.

Al teniente lo matan el miércoles 25. El jueves 26 de julio el Ejército venezolano entró a la zona en conflicto, pero esta vez por aire con helicópteros, tanques, tanquetas, helicópteros, ambulancias y tropa. El 27 de julio llegaron 4 helicópteros con personal a la base de Caño del Medio. Y el 28 pudo entrar la comisión del Ejército por Caño Motilón, 1 tanque y 2 batallas; a las 4 de la tarde sobrevoló la zona, aterrizó en Casa de Tubo y se llevó a un detenido.

Los grupos irregulares armados, tanto guerrilla como paracos, por ahora, se retiraron de los puntos de control que tenían ahí, hacia el municipio “Jesús María Semprún”. Los productores agropecuarios le recomendaron a la FANB que instale en “Caño Motilón” una base militar de mucho profesionalismo de alto nivel dirigida por un oficial Superior que garantice la “soberanía plena y jurisdicción de la Republica”, consideran que debe estar bien dotada con vehículos, tanques, tanquetas, servicios de comunicaciones, ambulancias y servicios auxiliares.

“Esa zona es territorio de nadie, -confiesa un productor-, es una zona caliente de frontera, con patrullaje permanente diurno y nocturno”.

Cuando el ELN abandonaba la zona, se llevaron consigo a al productor Ángel Contreras y a su hijo Gerhson Contreras, la noche del 27 de julio. Luego liberaron al padre, dejando al hijo en cautiverio, a quien le quemaron la casa en el sector “La Repelona”, en “Caño 14”, municipio Catatumbo, Zulia.

Para el 29 de julio los militares venezolanos desviaron el operativo, actuando en zonas distintas a la del conflicto.

Coordenadas 4 Ranchos: 8* 31’ 28” N   72* 27’ 09” W

Casa Blanca: 8* 31’ 19” N   72* 27’ 23” W

El 30 de julio, en horas de la mañana, hubo sobrevuelo militar, en la zona de Caño del Medio y Caño Motilón.

En la carretera Machique – Colon, desde Casigua hacia Puente Venezuela, hay 2 trochas manejadas por el ELN: la de Caño Negro y Caño 14. La Guardia Nacional tiene alcabala móvil en Caño Negro, pero en Caño 14 no hay.

Las dos trochas siguientes las manejan los paramilitares: la de Caño Motilón y la de Caño del Medio, en las cuales sí hay alcabalas

Militares venezolanos

Si usted va por la vía, entre Puente Venezuela y Casigua, observa que en todas las entradas de los camellones, desde la carretera asfaltada, hay militares, menos en la entrada de Caño 14.

Muchos productores se fueron de sus fincas. Algunos regresaron y se encontraron a los militares venezolanos saqueando sus propiedades, rompiendo cerraduras, llevándose artefactos de producción, alimentos, ropa, y cosas de valor económico. Hay quienes vieron a los militares quemando propiedades para disimular los robos.

En la zona del conflicto hay más de 150 productores pequeños, medianos y grandes, quienes esperan por la obligación que constitucionalmente tiene la Fuerza Armada de defender el territorio y la soberanía.

Punto de Corte