Estado Islámico secuestró a más de 30 mujeres y niños en Siria

Los yihadistas de la organización Estado Islámico (EI) secuestraron a una treintena de mujeres y niños de la minoría drusa en Siria en un ataque la semana pasada en la provincia de Suedia.

Los yihadistas lanzaron el 25 de julio una serie de ataques con atentados suicidas contra la ciudad de Suedia (sur), capital provincial, y otras localidades que dejaron más de 250 muertos, uno de los balances más importantes desde que comenzó la guerra en Siria en 2011, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Al retirarse de las zonas atacadas, los yihadistas secuestraron a “36 mujeres y niños”, indicó el lunes el OSDH. La ONG y un sitio de información local, Suedia24, dieron cuenta de 20 mujeres y 16 niños secuestrados.

Sólo quedan secuestrados 30 mujeres y niños, indicó el director del OSDH, Rami Abdel Rahman. “Cuatro mujeres consiguieron escapar y dos de ellas fallecieron. Probablemente, una de ellas fue tiroteada y la otra murió de cansancio”, explicó.

Según Suedia24, las mujeres y niños fueron tomados como rehenes en la ciudad de Shabké, en el este de la provincia de Suedia, en las puertas del desierto.

Se los llevaron a regiones desérticas en los límites del noreste de la provincia, en donde el EI sigue activo, indicó una fuente local.

Suedia está ampliamente controlada por el régimen de Bashar al Asad, y dominada por la minoría drusa. La provincia evitó en gran parte el conflicto que desgarra al país.

Con informació de AFP