#UltimaHora 131 venezolanos fueron enviados a cuatro ciudades de Brasil

Se trata de una nueva etapa del proceso que adelanta el país para ayudar a los refugiados.

Desde horas de la mañana de este martes, fueron transferidos desde la ciudad de Boa Vista, capital regional del estado de Roraima, 24 venezolanos a Cuiabá, 50 a Brasilia, 21 a Sao Paulo y 36 a Río de Janeiro, según un comunicado de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para lo refugiados (Acnur).
Estas ciudades abrieron vacantes en abrigos para recibir, atender y ayudar a esos inmigrantes y refugiados venezolanos en el proceso de interiorización que adelanta el gobierno brasileño para ayudarlos vincularse social y productivamente, reseñó Efe.
En los refugios a donde llegan los venezolanos tienen acceso a la salud, educación para los niños, la enseñanza de la lengua portuguesa y formación profesional. La medida asegura a los solicitantes de refugio o residencia la regularización en el país, además de exámenes médicos y vacunación.
Entre abril y julio, diversas ciudades de Brasil han acogido a 690 venezolanos como parte de la iniciativa del presidente brasileño, Michel Temer, para ayudar a Roraima en la atención migratoria. De ese total, 267 fueron trasladados a Sao Paulo, 165 para Manaos, 95 para Cuiabá, 69 para Igarassu, 44 para Conde y 50 a Río de Janeiro.
Se calcula que en el último año y medio han entrado en Brasil unos 50 mil venezolanos y que cerca de 400 cruzan diariamente la frontera.
La mitad de esos 50 mil mencionados están en la capital de Roraima, estado declarado en “situación de vulnerabilidad” desde el pasado 15 de febrero por el mandatario brasileño.
Desde entonces se han puesto en marcha medidas de asistencia humanitaria para los inmigrantes venezolanos, en las que participan el Ejército y organismos internacionales y que incluyen su traslado a otros puntos de Brasil.
El proceso tiene el apoyo de la Acnur, la Agencia de las Naciones Unidas para las Migraciones (OIM), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).
Con información de El Universal