Cardenal Urosa: Me retiro como arzobispo de Caracas pero no me voy, ¡yo me quedo!

El prelado dio gracias a Dios y a quienes le acompañaron a lo largo de su servicio pastoral. Sostuvo que mantendrá su posición en defensa de los derechos del pueblo venezolano y pidió acompañamiento en la oración.

Visiblemente conmovido y acompañado de la feligresía y el clero capitalino, el cardenal Jorge Urosa Savino dio gracias a Dios por los más de 13 años de servicio pastoral que tras su renuncia por límite de edad culminaron esta semana como arzobispo de Caracas.

El príncipe de la Iglesia dio palabras de gratitud en las que también pidió el “perdón misericordioso” por las fallas y omisiones cometidas así como por todos a los que pudo haber ofendido a lo largo de rica labor episcopal.

“Espero en la misericordia de Dios y en la benevolencia humana”, dijo en una frase que arrancó los aplausos de quienes acudieron a acompañarle en la Iglesia Nuestra Señora de Chiquinquirá, en Caracas.

“Hace ya casi 13 años Dios me trajo de nuevo a Caracas (de Valencia) como sucesor del querido cardenal Ignacio Velazco… para servir a nuestra amada ciudad capital… para que tengan la dicha de creer en nuestro Señor, ese es el núcleo de nuestra misión”, dijo.

El prelado, que es además cardenal elector, dijo: “Me retiro como arzobispo pero no me voy. ¡Yo me quedo! Estaré aquí orando y trabajado por la Iglesia en Venezuela, por los pobres, trabajando en la medida de mis fuerzas y posibilidades”.

En defensa de los venezolanos

El ahora arzobispo emérito de Caracas dijo que se quedo en la capital “para seguir trabajando en defensa de los derechos del pueblo venezolano”, al tiempo que pidió también “una oración; más bien: muchas oraciones por mí y por Jesús González de Zárate”.

Tras recordar que el papa Francisco lo envía (a Cumaná), no se ahorró palabras de gratitud para quien fungió durante largos años como su obispo auxiliar luego de fungir como vicario general en Caracas.

“Le agradezco en el alma su acompañamiento, su lealtad, su intensa actividad pastoral. Dios lo bendiga y le conceda felicidad y excelentes frutos en su nuevo ministerio”, dijo monseñor Urosa refiriéndose al recién nombrado arzobispo de Cumaná, Jesús González de Zárate.

El también cardenal elector pidió además apoyo rotundo al nuevo Administrador Apostólico, el arzobispo de Mérida Enrique Baltazar Porras Cardozo, para quien se escucharon fuertes aplausos y quien tomará posesión en esa misma Iglesia el martes 24 de agosto en un acto protocolar.

Años difíciles, pero felices

“Han sido años difíciles pero felices. Agradecemos al Señor. A todos ustedes un fuerte abrazo de gratitud”, dijo el cardenal arzobispo emérito de Caracas, Jorge Urosa Savino, palabras que concluyó una oración especial a la Santísima Virgen María.

Fuente: Reporte Católico Laico