Organización hispana más antigua de EE UU denuncia prácticas “discriminatorias” de Trump

La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), la organización hispana más antigua de Estados Unidos, señaló que las políticas de la Administración del presidente Donald Trump en materia migratoria van en contra de la Constitución federal y son “discriminatorias”.

En declaraciones a Efe durante la jornada inaugural de la convención anual de LULAC, que se celebra en Phoenix (Arizona) hasta el día 21, su presidente, Roger Rocha, asegura que quieren presionar al Gobierno y al Congreso para que se voten las leyes correctas y no “las que destruyen al país”.

“Estamos teniendo discusiones con ellos (los políticos) acerca de lo que les está sucediendo a los latinos, no es correcto y es discriminatorio. Estamos luchando desde Washington, pero necesitamos el apoyo de la comunidad, tenemos que ponerle presión a los congresistas y senadores para que corrijan lo que está mal”, señaló.

En su mente está la parálisis que el Capitolio ha mostrado para aprobar una reforma migratoria o resolver la situación de los “soñadores” después de que la Administración Trump cancelase la Acción Diferida (DACA) en una medida que está envuelta en una complicada batalla legal entre republicanos y demócratas.

Otro de los temas que centrará la conferencia es la política de “tolerancia cero” de la Casa Blanca contra la inmigración ilegal y que ha llevado a la separación de sus padres a cerca de 3.000 menores de edad.

La medida impulsada por Trump fue cancelada debido a las enormes críticas 
que suscitó esta separación, y por ello Rocha indicó que la fuerza para frenar estas políticas radica en la comunidad latina y en la importancia de su voto.

“Si no salimos a votar no vamos a cambiar a la gente que está en el poder, permitiendo lo que nos sucede. Las agendas administrativas migratorias están contra los latinos y la gente de color”, denunció.

Dijo que, como líderes de los derechos civiles, demandan el fin de los efectos de esta política “devastadora” de retener a los niños lejos de sus padres.

“Es cruel y no es de seres humanos. Estados Unidos no es el país de la separación de familias, este país nunca ha hecho la guerra contra las mujeres y los niños y es lo que estamos viendo, es una crisis que tendrá su efecto psicológico para los menores a largo plazo”, destacó.

Rocha mencionó que se espera que más de 5.000 personas asistan a la octogésima novena convención de LULAC, que tiene como lema “Together We Rise: Igniting Activism to Transform Communities” (Juntos crecemos: encendiendo el activismo para transformar las comunidades).

Con información de EFE