Costa Rica instala albergues para recibir migrantes nicaragüenses

Costa Rica instaló dos albergues para recibir un incremento de migrantes que salen de Nicaragua, envuelta en una violenta crisis política, informó este jueves la ministra de Relaciones Exteriores, Epsy Campbell.

Indicó que Costa Rica pidió apoyo de organismos internacionales para atender la creciente demanda migratoria, tanto en los albergues como en las instalaciones de la Dirección de Migración, donde se producen largas filas de nicaragüenses que solicitan asilo o buscan legalizar su situación.

“Por la frontera (con Nicaragua) están llegando entre 100 y 150 personas diarias que ingresan por primera vez a Costa Rica, lo que indica que la situación interna de Nicaragua tiene repercusiones directas”, dijo Campbell a periodistas tras una sesión del consejo de gobierno.

La canciller y vicepresidenta indicó que los flujos migratorios están lejos de una situación de crisis, definida a partir de 5.000 ingresos por semana.

Sin embargo, el director regional de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Marcelo Pisani, dijo en Panamá que el flujo migratorio de nicaragüenses es relativamente bajo.

“En este momento no hemos visto que el número de migrantes nicaragüenses pasando los países vecinos haya subido”, dijo Pisani, director de OIM para Norteamérica, Centroamérica y el Caribe.

Señaló que las filas en Migración de Costa Rica se debe a que nicaragüenses radicados en ese país han buscado aprovechar la crisis para regularizar su situación legal.

Aún así, Costa Rica recibió apoyo de la OIM y el Alto Comisionado de la ONU para Refugiados (ACNUR) para instalar dos albergues, uno en el norte y otro en el sur del país, así como fortalecer la atención migratoria.

Medios de prensa informaron que unas 60 personas han estado durmiendo en el parque La Merced, en el centro de San José, un punto de concentración de nicaragüenses. Campbell dijo que esas personas fueron trasladadas al albergue para migrantes en la localidad sureña de Golfito.

La ministra destacó las gestiones realizadas por su gobierno para que la situación de Nicaragua sea discutida por la comunidad internacional.

“Lo que está pasando en nicaragua es inaceptable, tiene consecuencias directas en nuestro país, el mundo tiene que volver los ojos a Nicaragua”, sostuvo Campbell.

Con información de AFP