Capriles: La interrogante es si el venezolano se va a quedar de rodillas

 

En un momento de desesperanza para el que quiere un cambio de gobierno en Venezuela, Henrique Capriles reaparece.

Tras meses alejado del foco público fuera del país por un asunto familiar, el que fuera doble candidato presidencial regresa con la misión de ayudar a articular una dirección opositora sin rumbo tras las elecciones presidenciales del 20 de mayo.

Si entonces se dividió entre los que querían votar para evitar el triunfo de Nicolás Maduro y los que proponían la abstención, ahora los rivales del gobierno están no sólo fragmentados sino casi desaparecidos.

Y mientras, la crisis económica se agudiza y los venezolanos que se han quedado en el país empiezan a acostumbrarse a una realidad precaria.

Esa es para Capriles la gran pregunta: saber si el venezolano se resignó. Para evitarlo, el político de 46 años, inhabilitado para ejercer cargo público, está en plena ronda de contactos.

Y afirma que “es cuestión de horas” que haya novedades para intentar reconectar a la dirigencia con la población que quiere un cambio.

Con información de El Nacional