Javier Martí: cinco operaciones en cinco años

Javier Martí (Madrid, 1992) estaba señalado a ser uno de las grandes raquetas del circuito. Su buen hacer en la época de júnior, en la que fue bautizado en más de una ocasión como ‘el nuevo Rafa Nadal no le pasó tanta factura como lo ha hecho su cuerpo. Cinco operaciones en el codo derecho en el último lustro han tirado por tierra la carrera de un gladiador al que nadie podrá reprochar no haberlo intentado hasta el final. “Estoy muy tocado”, confiesa con la voz quebrada. “Cada vez que entraba al quirófano pensaba que la pesadilla había terminado y que por fin iba a poder volver a disfrutar del tenis, pero la realidad es que cada día he ido a peor hasta el punto de pensarme seriamente colgar la raqueta”, añade.

La historia (profesional) de Martí comenzó a escribirse el 24 de septiembre de 2007 con una derrota frente a Pedro Clar (6-2, 7-5) en la primera ronda del Future de Martos. Para entonces ya se había ganado el apodo de Chucky, con el que se le bautizó por su carácter dentro de la pista, y las grandes marcas se peleaban por tener a una de las joyas de la cantera del tenis español en nómina. En 2010 llegó el primero de los 17 títulos -todos Futures, todos en tierra batida- que atesora en su palmarés y el despegue en un ranking en el que llegó a ocupar el puesto 170 dos años más tarde. Por entonces era el cuarto mejor tenista de su generación sólo por detrás de Ryan Harrison, Filip Krajinovic y Bernard Tomic. Sin embargo, en 2013 sufrió un frenazo en seco por culpa de unas molestias en el codo derecho.

Con información de Marca.com