El Celta quiere que se resuelva el futuro de los futbolistas apartados antes del lunes

Aunque el Celta públicamente transmite tranquilidad para resolver el futuro de Jonny, Sergi Gómez y Radoja, jugadores a los que no ha llevado a la concentración de A Toxa por no haber ampliado sus contratos, la realidad es que existe mucha prisa para resolver una cuestión que se está convirtiendo en un verdadero problema.

Lo cierto es que el club se ha marcado como objetivo claro el que los futbolistas tengan equipo antes del próximo lunes, día en el cual la plantilla vuelve de la concentración de pretemporada. La intención de la dirección deportiva de Felipe Miñambres, era haber resuelto esta situación ya la pasada semana, no fue posible y ahora el tiempo juega en contra.

El motivo es claro. En cuanto el equipo vuelva de A Toxa, los tres futbolistas deberán ponerse nuevamente a las órdenes de Antonio Mohamed y trabajar con sus compañeros. Sergi Gómez y Jonny, que están entrenando estos días en A Madroa con un preparador físico y Radoja en Serbia, no han querido denunciar la situación ante AFE, pero esto cambiaría si con sus compañeros nuevamente en Vigo no se les permite entrenar con ellos.

El Celta, que estaba dispuesto a tensar la cuerda para dar ejemplo con los tres y a su vez hacer caja con sus ventas, sabe que se está metiendo en un problema, que ha generado un debate entre sus aficionados y Antonio Mohamed, sabedor que le está creando un conflicto heredado en el vestuario, ha pedido que se den prisa en resolverlo.

Jonny y la oferta del Atlético

Mientras, Jonny sigue pendiente de ofertas de LaLiga, una de ellas del Atlético reconocida, Sergi Gómez tiene mercado en Francia, el último club interesado según se apunta desde el país galo es el Toulouse, y Radoja también cuenta con el interés de varios clubes. La situación, todos coinciden, para no generar un conflicto mayor debe resolverse con celeridad y los jugadores reiteran que no admitirán presiones, a la hora de elegir su futuro.

Con información de Marca.com