Pastor Heydra: “Perro, chucale chucale, guau guau guau” – Mario Valdez

 

A finales de la década de los años 80 del siglo pasado,  el negro Samuel Robinson, era el dueño de la cadena radial “Súper suave”, Pastor Heydra era diputado adeco al Congreso de la República, Miguel Henrique Otero, era director del diario El Nacional y diputado copeyano, comenzaba el segundo mandato del  presidente Pérez.

Pastor Heydra: “Perro, chucale chucale, guau guau guau”

Mario Valdez

La política era movida, todos los días había un invento nuevo. El desaparecido restaurant Shorton Grill, cerca de Fedecámaras, era el centro de operaciones políticas donde a diario se daban cita “Caraquita” Urbina, Manuel Felipe Sierra, Carlos Delgado Chapellín, Samuel Robinson, Jesús Urbieta, Alfredo Padilla, Freddy Rincón, Germán Lairet, Miguel Manrique (Bernal), entre otros y este servidor, cuando nos referíamos al restaurant,  lo llamábamos “Chipre” porque era un centro de espionaje, frecuentado por policías y dirigentes políticos que iban a enterarse de los chismes y las ocurrencias de estos personajes.

Pastor18

Cuando iban a hacer una maldad periodística, ahí estaba Pastor, que siempre ha sido ocurrente, de mente malévola, díscola y formada en la picaresca española, con un lápiz rayando el papel, diseñando cual sería el mensaje y la caricatura que iban a editar. El negro Robinson decía: “Perro, chucale chucale, guau guau, porque realmente estos personajes se gozaron de lo lindo esa época. Impusieron en este país lo que hoy se conoce como la guerra sucia.

Acabamos con el anonimato periodístico

El año 1989, el diario El Nacional, era dirigido  por Miguel Henrique Otero y Alfredo Peña, eran conocidos como el dúo dinámico, tenía una sección que se llamaba “Paredón de papel”, que no la firmaba nadie, era anónima, nadie respondía, se metían con todo el mundo que se atravesaba en sus planes, para reclamar tenias que ir contra el periódico, no era fácil, era un poder. Realmente era un paredón de fusilamiento, al que metían ahí, lo quemaban, lo siquitrillaban. De ese paredón el que salía vivo, salía rayado y en el mejor de los casos chamuscado. Era pública la disputa política y personal entre el Perro y el Dúo Dinámico, quien es llevado al paredón de fusilamiento, le dieron con todo, pero él también pegaba, era fajador y tenía acceso a los otros medios con los que se defendía.

Pastor Heydra presenta una acción de amparo constitucional y sigue un juicio contra el rotativo de Puerto Escondido y sus directivos, alegando las ofensas y la difamación reiterada que le disparaban desde el periódico en Paredón de Papel, eran anónimas, no las firmaba nadie, no había una persona que respondiera por los dichos y los señalamientos que se le hacían en ese medio de comunicación social. El tribunal nos dio la razón y acordó una medida cautelar prohibiendo el anonimato y, le ordenó a El Nacional que todas las notas publicadas debían ser firmadas para que los que sintieran afectados pudieran tener a quien reclamarle. Desde ese momento apareció firmando el periodista Jesús Eduardo Brando. Los abogados de El Nacional fueron José Eduardo Baralt y Ramón José Medina, llevaron el juicio hasta extinta Corte Suprema de Justicia, que dicto sentencia y acabo con el anonimato en Venezuela, los abogados de Pastor Heydra fueron Haydee Valenzuela, Ana Isabel Arellano y este servidor Mario Valdez.

Toco 1

José Eduardo Baralt, Toco Gómez, Víctor Manuel García Hidalgo, Editor de Infocifras.org,  Agredo Felipe Alvarado, Mario Valdez y Pastor Heydra. Un día antes de partir hacia Panamá, donde reside desde hace más de un año. 

El “Perro” Pastor no era una perita en miel

Es que el “Perro” Pastor no era una perita en miel, fueron incontables las peleas en el campo político y periodístico que dio Heydra, recuerdo que siendo ministro de la Oficina Central de Información (OCI) con CAP II, toma como objetivo al polémico periodista Rafael Poleo, esa fue otra guerra sin cuartel, Poleo se sale con la suya y publica en su revista Zeta, una grabación de Pastor y el general Herminio Fuenmayor para la época director del DIM. El general le pregunta, quien le da tanta información a JV, éste le responde “Si quieres saber quien visita a JVR, monta una ‘cámara arrechísima’ en el Ávila. Con ese dardo, Poleo abrió la brecha que terminó con muchos de amistad entre Pastor y JV. Es que estos fajadores se las ingeniaban.

Trompadas parlamentarias

Pero Heydra en el parlamento no solo discurseaba, también se fue a las manos en varias oportunidades, son memorables las tanganas, entre otras con Ibrahím Velásquez, Pedro Carreño,  con Henry Ramos Allup, no se dieron golpes físicos, pero seguramente fueron más duros, fueron verbales, aun hoy todavía se disparan. En la época parlamentaria ya el hombre estaba cansado, la pólvora estaba mojada, los reflejos no eran los mismos, la mano la sentía más pesada, ya habían pasado los tiempos en que un duro roble y formaba parte de las brigadas de choque de la juventud comunista.

Un guaireño que nació en Juan Griego

El 4 de julio de 1948 en La Guaira estado Vargas, nació Pastor Antonio Heydra Rojas de la unión matrimonial de Pastor Heydra de Barlovento y la profesora Iris Rojas de Margarita, es el mayor de cuatro hermanos. A pocos días de haber nacido su madre sale del puerto de La Guaira, en un barco que los lleva a la Isla de Margarita. Iris regresa a Caracas a continuar estudios universitarios junto a Fucho Tovar, Modesta Bol y otros margariteños, el niño Pastor se queda en Juan Griego con su abuela Eloísa Rojas, su madre se graduó y regreso a la Isla con su hijo. Pastor siempre tuvo una relación muy especial con su abuela.

Está casado con Adriana Ramos de Heydra, sus hijos Carlos Julio y Pastorcito Alejandro. Es Periodista y diputado  jubilado de la Asamblea Nacional, comparte el tiempo con su familia entre Panamá y Margarita.

Sus inicios militares, comunista en el camino

Pastor estudió la primaria en La Pastora de Caracas, tuvo una pasantía en el Liceo Militar Jauregui de Táchira, el bachillerato lo estudió en varios liceos de Caracas entre ellos el Fermín Toro, allí conoció a Carlos Illich Ramírez Sánchez “El Chacal”, se hizo dirigente de la juventud comunista y estudiantil en los 60. Se inscribe en Ingeniería en la Universidad Central de Venezuela (UCV), el año 1969 el partido lo manda a la Universidad del Zulia (LUZ). Es fundador del MAS. Cuando Salvador Allende gana las elecciones en Chile, se va y se inscribe en Periodismo en la Universidad de Santiago de Chile. En 1973 cuando Pinochet tumba a Allende, regresa a Caracas y se inscribe en la UCV, es presidente de la Escuela de Periodismo y de la Federación de Centros Universitarios (FCU).

Le ha tocado presenciar hechos históricos

El 20 y 21 de agosto de 1968, Pastor Heydra se encontraba en Checoslovaquia cuando la Unión Soviética (URSS), invadió ese país. El 17 de noviembre de 1972, está en el aeropuerto Eseisa de Buenos Aires, Argentina para presenciar la llegada del ex presidente argentino Juan Domingo Perón, quien en 1955, lo habían echado al exilio. Pastor se fue por tierra desde Chile. El 11 de septiembre de 1973, vive en carne propia el golpe de estado que Pinochet le dio a Salvador Allende y días después sale a Caracas. El 4 de febrero de 1992, se encuentra en Maracaibo y regresa a Caracas, fue el primero en avisarle al presidente Carlos Andrés Pérez, que le habían dado un golpe de estado y que la Casona estaba tomada.

Oscar De León en la Universidad Central de Venezuela

En noviembre de 1975, llevamos a Oscar de León y la dimensión Latina a la UCV, el motivo, la toma de posesión de Pastor como presidente de la FCU, era la primera vez que el cantante visitaba el recinto universitario, nos confesó que estaba emocionado y muy agradecido por la invitación.  En la plaza de Rectorado frente a la sede del movimiento estudiantil, fue colocada la tarima que sería el centro del espectáculo, el publico en su mayoría estudiantes y profesores, que esa tarde noche habían abandonado las clases y se concentraba en los alrededores esperando inquietos y animados la presencia de los mejores intérpretes venezolanos de la música caribeña. Cuando irrumpe en el escenario un hombre alto, de lentes, piel morena, de bigotes chorreados, con melena de afro, con corbata y una chaqueta blanca que sobresalía al resto de los músicos que llevaban chaqueta anaranjada. El espigado hombre con su Bajo en la mano que lo convirtió en su sello de distinción mundial, ese era Oscar De León. La universidad estalló en aplausos y gritos ensordecedores cuando por los parlantes se escucho el saludo afectuoso, alegre, jocoso y dijo “me siento orgulloso de estar esta noche en esta gloriosa universidad, lo hubiera dado todo por estudiar en ella, pero aquí estoy me siento un universitario más. Le dio tres toques al Bajo y arrancó la música, todos a bailar y cantar: Lloraras y lloraras su nadie que te consuele así te darás cuenta que si te engañan duele”. Al terminar la primera canción se dio cuenta que los universitarios eran como él guapachosos y salseros, rompiendo el formalismo se quito la corbata y la chaqueta, dando a entender que su calidad artística y su elegancia no dependían de la ropa que lleva puesta.

marioevaldez@gmail.com

@marioevaldez