Manel Arroyo deja el Barca

Hacía un par de semanas que se venía barruntando, pero hasta hoy no se oficializó. Manel Arroyo dimite como vicepresidente de Márketing y Media del Barcelona. El directivo deja el cargo para centrarse en sus negocios privados después de haber sido un hombre fundamental para el club en la búsqueda de nuevos ingresos y patrocinios.

Con esta salida, ya son tres los vicepresidentes que se han bajado de la nave azulgrana en algo menos de dos años. La primera en salir fue Susana Monje, vicepresidenta económica, en noviembre de 2016, aludiendo motivos personales. Luego, la pasada temporada, llegó la dimisión de Carles Vilarrubí, vicepresidente institucional, molesto con cómo había gestionado el Barcelona su postura oficial ante el referéndum del 1 de octubre. Vilarrubí era partidario de que el encuentro entre Barcelona y Las Palmas no se disputara, como medida de protesta por las cargas policiales en Cataluña durante el referéndum ilegal. Sin embargo, Bartomeu decidió que el partido se jugara a puerta cerrada, lo que provocó la renuncia sin ambages de Vilarrubí y también del directivo Jordi Monés.

Sólo quedan dos

Con la salida de Arroyo, la nómina de vicepresidentes de Josep Maria Bartomeu sigue menguando. Ya sólo le quedan Jordi Mestre, del Área Deportiva, y Jordi Cardoner, del Área Social. Está previsto que Bartomeu coloque sustitutos en las áreas que han quedado huérfanas de vicepresidentes, aunque no se espera que esto tenga lugar antes de que arranque la temporada oficial para el primer equipo.

Arroyo era un hombre vital para el Barcelona en uno de sus proyectos más importantes para los próximos años: el Espai Barça. De él dependía en gran medida el hecho de conseguir un apellido comercial para el Camp Nou, paso imprescindible para sufragar los gastos de la obra.

Con información de Marca.com