#InfoRusia2018 Grupo anti-Putin asumió responsabilidad por protesta en la final de Mundial

Un grupo de indiviudos invadieron la cancha en la segunda mitad del gran final

MOSCÚ (AP) – El grupo de protesta ruso Pussy Riot ha reivindicado la responsabilidad de cuatro personas que salieron corriendo al campo e interrumpieron la final de la Copa Mundial.

La banda punk dice en una declaración publicada en su Twitter el domingo que la interrupción fue una protesta.

Las cuatro personas que entraron en el campo en el minuto 52, vestidas simultáneamente con lo que parecían ser uniformes de policía anticuados, fueron atacadas hasta el suelo por los comisarios. El defensa croata Dejan Lovren empujó a un manifestante masculino, ayudando a su detención por un efectivo de seguridad.

Antes de ser alejada, una mujer logró llegar al centro del campo y compartir un choque de manos con el delantero francés Kylian Mbappé.

“Hola a todos desde el campo de Luzhniki, es genial aquí”, dijo el grupo en Twitter y emitió una declaración pidiendo la liberación de los presos políticos, el fin de los “arrestos ilegales” de manifestantes y “permitir la competencia política” en Rusia.

Su declaración también hace referencia al caso de Oleg Sentsov, un firme opositor a la anexión de Crimea por parte de Rusia de Ucrania en 2014, que fue condenado en 2015 a 20 años por conspiración para cometer actos terroristas. El activista niega los cargos y ha estado en huelga de hambre desde mediados de mayo.

Las mujeres vestidas con pasamontañas de Pussy Riot, un grupo punk rock ruso, alcanzaron prominencia mundial con sus atrevidas actuaciones al aire libre en las que criticaron al presidente ruso Vladimir Putin en 2012, que envió a dos miembros a prisión durante casi dos años. Putin presenció el partido junto a su homólogo francés Emmanuel Macron y al Presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

La protesta se emitió brevemente en la televisión internacional, a pesar de que la política de la FIFA suele consistir en evitar las invasiones del terreno.