Para los presos políticos los jueces no existen

En lo que va del año 2018 se han producido dos motines en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), ubicado en el Helicoide, esto debido a los innumerables delitos a los derechos humanos de los presos políticos y presos comunes cometidos por estos cuerpos oficiales.

Las graves condiciones de salubridad, sin agua ni luz, ausencia de alimentos y retardo procesal hacen que estos reos políticos injustamente presos tengan la valentía y la osadía de rebelarse contra el sistema opresor del centro de detención del Sebin Helicoide.

El Diputado y ex preso político, Renzo Prieto, destaca que desde la primera protesta que ocurrió el 16 de mayo, mantienen incomunicados a los dieciocho presos que se encuentran hoy en día amotinados, entre ellos un menor de edad.

Mencionados detenidos exigen la presencia de la comisión de la verdad, de la constituyente y del fiscal designado por ese organismo, Tarek William Saab, con el fin de que revisen los casos de violaciones a los derechos humanos y al debido proceso, así como la omisión de boletas de excarcelación de cuatro reclusos.

“Señores, no hay negociación; no vamos a hablar con comisarios del Sebin. Directamente con Fiscales. Si se produce una masacre hacemos responsables a las autoridades del Estado que son las que han hecho caso omiso a todas las situaciones y a las aberraciones que están ocurriendo aquí”, exclamó en un video Fred Mavares, comisario de la Policía de Chacao, a quien el tribunal le otorgó la libertad hace dos años y el Sebin no acata la orden.

Cabe destacar que los oficiales del Sebin le negó la visita a familiares y abogados de los detenidos supuestamente por “órdenes superiores”, también le prohibieron el acceso al monseñor Robert Luckert, Presidente de la Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal, quien iba a constatar el estado físico y de salud de los prisioneros.

Con información de El Nacional