A Bs. 6 millones por pasaje y una unidad por destino extraurbano en Trujillo

Como si la falta de cauchos, repuestos y demás insumos de las unidades de transporte no fuera suficiente.

Para trasladarse a sitios como Mérida, San Cristóbal, Barquisimeto o Maracaibo los usuarios deben cancelar hasta 6 millones de bolívares en las líneas de carritos por puesto, lo que califican como una “especulación descarada” a raíz de la situación en el país.
La falta de efectivo sigue siendo uno de los principales problemas al momento de cancelar un producto o servicio. En el caso de los pasajes, mientras en autobús para Maracaibo el usuario debe pagar 700 mil bolívares, con transferencia el precio tiene un incremento de hasta el 100%, es decir, 2 millones o 2 millones 500 mil bolívares.
Pese a la supervisión y seguimiento de los directivos del terminal de Valera, efectivos del Sundde y demás organismos, los dueños de las unidades hacen caso omiso a las normativas impuestas.
Reacciones de los pasajeros
Angustiados y molestos, los pasajeros reclamaron que ante la falta de transporte, los pocos choferes que mantienen sus unidades operativas, se aprovechan y les “sacan los ojos” a los usuarios.
Dailexy Rodríguez, una de las encuestadas, criticó los constantes aumentos que realizan las líneas extraurbanas. Acotó que por razones de estudio debe viajar a Maracaibo todas las semanas y los conductores no le aceptan pagar la tarifa regulada por transferencia y tampoco cuenta con dinero en efectivo.
Por su parte, los pasajeros Andrea Sandoval y Bladimir Franco reclamaron: “Es un abuso que estén quitando esa cantidad de dinero, sobre todo porque el efectivo hoy día es muy difícil conseguirlo”.
Se agudiza la situación
Actualmente las líneas de expresos envían una sola unidad para cada destino, debido a que casi todos los vehículos están paralizados por los altos costos de operatividad y la escasez de cauchos y repuestos.
Tanto usuarios como transportistas en el estado Trujillo esperan que el gobierno nacional se aboque cuanto antes a resolver las fallas de transporte, puesto que estiman que de persistir este inconveniente, para el mes de diciembre no habrá ni una unidad en funcionamiento en el terminal de Valera.
Con información de El Universal