Así está el país- Carlos Canache Mata

La lectura de la prensa nacional e internacional y de la información en los portales de Internet (cuyo acceso es bloqueado diariamente, con especial saña en los casos de El Nacional y La Patilla), nos da como una radiografía del país que tenemos. Nos asombra que se marche hacia el abismo, sin que se haga algo para impedirlo. En todos los órdenes, la vida nacional está azotada por los estremecimientos de la crisis.

Se viola la Constitución, y nada pasa. Leer que se “condicionan ascensos en la FANB a firma de carta de lealtad a Maduro” y que “la FANB es chavista”, es como asistir a la demolición de su  artículo 328, que taxativamente establece que “en el cumplimiento de sus funciones (la Fuerza Armada Nacional) está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna”. Ni cuando Juan Vicente Gómez o Marcos Pérez Jiménez, se llegó a ese extremo.

Alrededor de cuatro millones de venezolanos, la cifra es de los expertos, se han ido de la patria en busca de libertad y comida, y se nos agota la sorpresa cuando leemos que “los miembros de los CLAP se han dado a la tarea de levantar un registro de los padres de familia que están fuera de Venezuela, con el propósito de quitarles el beneficio de la caja de comida a los hijos que permanecen en el país y a los familiares que están a cargo de ellos”. Viene a la memoria que en el invierno de 1932-33, Stalin, que había liquidado cualquier forma de economía privada, racionaba alimentos y demás bienes de consumo, condenando a la población, especialmente en Ucrania, al hambre y a la muerte.

Nos apena leer que, en comunicado público, Cáritas de Venezuela dice que “en este momento la dignidad humana está siendo agredida e irrespetada, especialmente en aquellos que son los más vulnerables, en los que se ha acentuado la fragilidad y dependencia por el déficit nutricional, falta de medicamentos, el abuso de poder por parte del Estado y el deterioro de servicios básicos indispensables”.

En lo que respecta al mundo exterior, se suma la opinión del diario francés izquierdista Le Monde, al confesar que a Venezuela el chavismo la ha dejado “fuera de combate en lo económico y social” y que el gobierno “ha logrado una triple corona: despilfarro, corrupción y autoritarismo político”. Y Lula, la Kirchner y Rafael Correa, son compinches perseguidos por la justicia, en tanto que Daniel Ortega está envuelto en una crisis que ya lleva cerca de 300 muertos.

Así, a vuelo de pájaro (no se ha prohibido, obviamente), está el país.

Fuente: Reporte Catolico Laico

Un comentario