María Dolores Pradera, de “La Flor de la canela” a “Caballo viejo”  – Mario Valdez

 María Dolores Pradera, ha sido la primera española en ser invitada a cantar en el Royal Albert Hall de Londres y en el Madison Square Garden de Nueva York.

María Dolores pradera

María Dolores Pradera, de “La Flor de la canela” a “Caballo viejo”

Fue la primera cantante o la que tuvo  más éxitos del otro lado del océano Atlántico, popularizo en España y Europa las canciones de grandes compositores y cantantes latinoamericanos como la cantautora Chabuca Granda con la canción bandera de Perú, “La flor de la canela” y la canción venezolanisima “Caballo viejo” de nuestro Simón Díaz o las canciones del mexicano  José Alfredo Jiménez, así como las rancheras, los valses y boleros.   Los entendidos en la materia le atribuyen la base del éxito a su personalidad, ya que interpretó las canciones y melodías, pero nunca imitó a los cantantes. Ella logró construir su propio estilo, con una dicción española impecable, fue aventajada, aprendió de Edith Piaf y de las cantantes francesas de sus primeros  años.

El 29 de agosto de 1926, en Madrid, vio la luz del sol una niña bautizada María Dolores Fernández Pradera. Nació en un hogar de posición económica, sus padres fueron el asturiano Carlos Fernández y Carmen Pradera Fuster.

“Antes de nacer ya cruce el charco”

El padre de María Dolores tenía negocios en la zona del salitre en Chile, murió en 1935, por eso desde niña adquirió la costumbre de viajar, al respecto dijo: “la primera vez lo hice en el vientre de mi madre, que vino embarazada de mi porque mi padre vivía en Chile por sus negocios y atravesó dos océanos para que naciera en España. Figúrese. Antes de nacer ya cruce el charco”.  Todos los años que su padre vivió en Chile hacia la travesía en barco que duraba 32 días desde el puerto español hasta Valparaíso, ahí escuchó por primera vez la música Mexicana, las primeras canciones que marcarían su infancia y la impactaron para siempre. El gran tesoro de su carrera y el acervo latinoamericano lo adquirió con las estancias en estas tierras. Cuando terminó la guerra civil regreso a su país, era una niña y continuó sus estudios,  no terminó el bachillerato.

“La señora de la canción”

Con el correr de los años fue conocida internacionalmente como María Dolores Pradera “La señora de la canción”. Realizó muchas giras exitosas  por Hispanoamérica convirtiéndose en la gran figura de la canción. Durante muchos años estuvo acompañada por los guitarritas Santiago y Julián López Hernández, conocidos como “Los Gemelos”,  cantó temas del mexicano José Alfredo Jiménez,  Vicente Fernández, de la peruana Chabuca Granda, del venezolano Simón Díaz, el cubano Miguel Matamoros; la chilena Violeta Parra, el uruguayo Alfredo Zitarrosa, el argentino  Atahualpa Yupanqui, Cuco Sánchez, los españoles Carlos Cano y Joaquín Sabina, Lola Beltrán, Lola Flores, Juan Gabriel  y de otros autores latinoamericanos. De esa voz suave y melodiosa han salido baladas, rancheras, boleros y coplas en los diversos escenarios donde ha interpretado La Flor de la Canela, Limeña, Que te vaya bonito, El Rey, Toda una vida, Dos amores, Rosario de mi Madre, Fina estampa, Caballo prieto azabache (Antonio Aguilar), Esta tarde vi llover, El tiempo que te queda libre, contigo en la distancia, Amarraditos, y tantas otras que han llegado al corazón y los recuerdos de la gente que la quiere. Participó en giras artísticas y conciertos en los mejores escenarios de Europa y América.  Fue gran admiradora de la cantante mexicana Chávela Vargas.

Una estrella en el mundo artístico

Su carrera artística y teatral la inicia en 1941, cuando tenía 15 años y debuta como extra   en una película de Juan de Orduña, ahí conoce al fue su marido por 12 años. En 1944 se hizo famosa con la película “Yo no me caso”.Grabó más de 35 discos, participó en más de 30 películas y 40 obras de teatro, realizó más de 2000 recitales en vivo.

La artista ha permanecido en la memoria, es recordada y es admirada por varias  generaciones no solo de españoles sino también de latinoamericanos que la tenemos presente. Antes de ser la reconocida cantante fue actriz de teatro, actuó y participó en varias películas. En 1948, fue protagonista en la película “Vida en sombras”, junto a la estrella del cine Fernando Fernán Gómez, con quien luego se caso. El año 1952 debuta como cantante en la “Boîte” madrileña Alazán, es en noviembre de 1960, que aparece su primer disco. En el madrileño teatro de la Comedia, conoció a Fernando Fernán Gómez, el artista obtuvo su primer éxito teatral con la obra “Los ladrones somos gente honrada”.

Pionera del divorcio en España

El 28 de agosto de 1945, María Dolores Pradera se une en matrimonio con Fernando Fernán Gómez, de esa unión nacieron dos hijos: Fernando y Helena. Se separaron en 1957, el divorcio se materializó en la década de los 80, cuando permiten el divorcio en España, convirtiéndose la cantante en una de las pioneras del divorcio en el país ibérico. Solía confesar: “Siete han sido mis grandes amores: mi madre, mis dos hijos, mis tres hermanos y mi tata Matilde”.  Cuando le preguntaban por el amor de su vida y porque se había divorciado de Fernando Fernán Gómez, contestaba, “La verdad es que ya no me acuerdo”. El señorío era eso.

Duetos “Gracias a vosotros”

Las últimas producciones discográficas las grabó los años 2012 y 2013, “Gracias a vosotros I y II”, en esos duetos la dama de la canción, reunió a Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat, Raphael, Miguel Poveda, Pablo Alborán, Estrella Morante, Rosana, José Marcé, Armando Manzanero,  Enrique Bumbury, otros. Catorce grandes artistas le rindieron tributos. Todos han sido sus grandes admiradores. Esos duetos los catalogó como “el mejor premio de su vida”.

La cantante fue merecedora de múltiples reconocimientos y condecoraciones, el último  lo recibió el 7 de octubre de 2016, recibió la condecoración de la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio.

 Falleció en Madrid el 28 de mayo de 2018.

Dos gorriones frente a frente

Muchos hombres admiraron y apreciaron a esa bella dama, Buñuel la definió como “La típica españolaza”, Jean Cocteau la convenció para que fuera a cantar a Paris. Tiempo después confesó: “Allí me fue bien, pero yo tengo ese lado cerril hispano que me gusta que me entiendan en mi idioma. Yo, entonces, por gentileza, cantaba una cancioncita en francés”. A esa presentación asistió la estrella, la cantante francesa de todos los tiempos Edith Piaf, fue especialmente a verla, dos gorriones frente a frente, esa noche compartieron y Piaf le recomendó que no abandonase su idioma español. Realmente Edith  Piaf tenía razón, a ella la inmortalizó su estilo y el idioma francés, todos la cantan y la recuerdan, con María Dolores Pradera pasa igual, en Venezuela también las enaltecemos y le rendimos honores.  Saludo a tres admiradoras de esas dos grandes de la canción, que  en sus hogares siempre me reciben con esas gratas melodías, mis hermanas Beatriz y María Amparo, y mi apreciada Valía Torrealba de Mujica.

Saludo a los periodistas

Vaya un buen saludo a los periodistas en su día, lo celebre en una noche madrileña con el editor y periodista Juan Carlos Zapata, el escritor Fabio Puyo Vasco, mi sobrina Beatriz y mi esposa,  grata conversación con el acompañamiento de fondo de la melodiosa música y la voz profunda, el estilo, el garbo y el canto de una mujer que admiro y que se definió así. “Yo nunca me despeino, solo me desmeleno por dentro”.

marioevaldez@gmail.com

@marioevaldez