El Informe Socias: Economía y Política

MINISTRO TARECK El AISSAMI PUEDE IMPULSAR VERDADERO CAMBIO ECONÓMICO

. La afirmación, que “corre por toda la estructura gubernamental”, señala el Informe, incluye el hecho de que el Exvicepresidente ha estructurado un equipo profesional “de primera”, cuya mayor inquietud es demostrarle a la ciudadanía que “sí es posible darle un vuelco a la imagen pública, a partir de resultados satisfactorios”

La designación de Tareck El Aissami como Ministro de Industrias y Producción Nacional no es un “accidente político”, dentro de los cambios recientes que se han estado haciendo en el alto Gobierno. Tiene un propósito y obedece a una estrategia con la que se pretende alcanzar mejores resultados económicos en el 2018, comparativamente con los años anteriores, dentro del esquema socialista del Presidente.

El Consultor Tomás Socías López destaca en su Informe Económico y Político Confidencial que en el Poder Ejecutivo se afirma que es la manera como el Presidente Nicolás Maduro Moros procura “convertir sus conceptos socialistas y su ideología, y con el respaldo de un cercano pragmático de la política”, en un activador de los necesarios cambios económicos que su Gobierno requiere hacer sentir urgentemente “para beneficiar al pueblo venezolano de menores recursos”.

“Sí es posible darle un vuelco a la imagen pública dentro del socialismo que profesamos, a partir de resultados económicos satisfactorios”, sería la tesis del titular de Industrias y Producción Nacional, quien, para ello, se ha hecho rodear de un valioso equipo de profesionales “de primera”. Se trata de egresados universitarios con formación complementaria en el exterior, y dispuestos a demostrar que sí existe “voluntad política” de impulsar cambios en beneficio del país. El pragmatismo político socialista tiene que convertirse en un verdadero activador de cambios, considera el equipo.

La activación de las Casas de Cambio, en principio, ha generado respuestas y efectos positivos, destaca el Informe de Socías López. Se trata de una forma de crear condiciones para la dinamización de la demanda, por lo que “hay que trabajar a mayor velocidad para mejorar el abastecimiento”.

No todos los venezolanos van a recibir “asistencia financiera” de parte de sus familiares que están residenciados en diferentes partes del mundo. Y es por eso por lo que “se tienen que activar mecanismos operativos más eficientes en el orden social”, incluyendo la parte de la salud y la alimentación, dentro de una divisa convertible más real.

Hay rumores relacionados con la “reactivación de la Misión Barrio Adentro”, a partir del rescate de unas 1.500 instalaciones, como con la participación de profesionales venezolanos e internacionales. Pero lo atinente a alimentos, inevitablemente, hay que complementarlo con distintas compras fuera del país.

En cuanto al tema petrolero, señala el Informe de Socías López, “hay preocupación”. Pero, además de que “vienen inminentes anuncios” relacionados con el “mejoramiento progresivo de la producción”, también habrá otros con el comportamiento de los ingresos, a partir de la variación de los precios en tendencia alcista.

Sin duda alguna, y que es en lo que El Aissami está “poniendo mayor atención”, la recuperación de las empresas básicas se convierte en una “necesidad extrema”. Porque de lo que suceda allí, también dependerá que una “parte importante” del proceso industrial del país “comience a mejorar”.

Si bien se cree que el Presidente Maduro Moros evaluó bien a Gregorio Vielma Mora y de William Castro Soteldo”, porque se trata de “otros pragmáticos socialistas de la política dentro del Gobierno”, el “gran reto” lo tienen los sustitutos y en que continúen en el Gabinete Económico porque, internamente, “se ha entendido perfectamente en lo que se traduce cambios y resultados positivos”.

Adicionalmente, el Informe del Consultor Tomás Socías López dice en otros de sus señalamientos que al Presidente de la República también le corresponde “dinamizar respuestas”, para que las decisiones requeridas “no se detengan más tiempo de necesario”. Y eso, en parte, tiene que ver con el deterioro de los servicios públicos, como en la aceptación de “formalizar acuerdos relacionados con la negociación de concesiones con firmas privadas nacionales e internacionales”, por citar casos específicos.