#InfoRusia2018 Auf wiedersehen! Alemania quedó eliminada tras perder con Corea del Sur

La selección alemana quedó eliminada del mundial de Rusia 2018 al perder por marcador de 0-2 contra Corea del Sur este martes, en un partido disputado en el estadio de Ekaterimburgo.

Los teutones llegaban al partido tras una agónica victoria contra Suecia, mientras que los surcoreanos contaban con remotos chances de avanzar luego de caer por 1-2 con México. Desde el principio, Alemania contó con la posesión de balón pero no pudo penetrar la defensa de un ordenado combinado asiático, que tuvo las mejores ocasiones para adelantarse en el marcador durante el primer tiempo.

El guión no cambió en la segunda mitad, con unos germánicos sin ideas pero urgidos de ir al ataque con la victoria parcial de Suecia contra México. Los europeos pudieron adelantarse con un cabezazo de Leon Goretzka que el guardameta Seun-Gyu Kim sacó de gran manera, mientras que Corea del Sur respondía con peligrosos contragolpes que no finalizaban correctamente.

A pocos minutos del final, Mats Hummels tuvo una inmejorable oportunidad de conseguir el ansiado gol del triunfo para los alemanes, pero inexplicablemente falló su cabezazo tras entrar solo al área. Ya en tiempo agregado y con drama del VAR incluído, llegó el gol surcoreano producto de un tiro de esquina que Kim Young-Gwon empujó al arco de Manuel Neuer.

Ante la necesidad, los dirigidos por Joachim Low se fueron desesperados a buscar el tanto del empate para una milagrosa remontada que no llegaría. Los asiáticos aprvecharon tales espacios y la ausencia de Neuer en el arco, quien jugó los últimos minutos instalado en el mediocampo, y sentenciaron el choque con un gol de su capitán y estrella, Heung Min Son.

De esta manera, Alemania terminó última de su grupo y se queda fuera del Mundial en primera ronda por primera vez desde 1938. A pesar de la histórica victoria, Corea del Sur también se despidió del Mundial, pero con la cabeza en alto luego de una gran actuación ante los vigentes campeones.

Foto cortesía de Reuters