Más de 150 militares activos se encuentran privados de libertad por razones políticas en Venezuela

La organización de Justicia Venezolana presentó este miércoles ante la Comisión Permanente de Seguridad y Defensa de la Asamblea Nacional (AN) el listado de los militares que se encuentran en prisión por razones políticas.

Lilia Camejo, directora de la organización, indicó que 152 militares se encuentran privados de libertad, de los cuales 60 fueron detenidos en lo que va de año y 40 en los últimos meses, estos pertenecientes a la Unidad de Operaciones Especiales del Escuadrón Csar.

Todos los detenidos se encuentran activos con cargos como mayores generales, generales de brigada, generales de división, tenientes coroneles, coroneles, capitanes, tenientes y primeros tenientes. “No se puede seguir permitiendo que los miembros de la Fuerza Armada Nacional, sigan siendo golpeados, maltratados, vejados, torturados, dentro de las diferentes cárceles del estado”.

Camejo denunció que los uniformados han sido sometidos a tratos crueles, inhumanos y degradantes. “Estos militares nunca recibieron una notificación de tener un proceso penal en su contra, que es lo que establece la legislación penal venezolana, ni nunca cometieron ningún delito”, destacó.

El presidente de la Comisión de Seguridad y Defensa, diputado Edgar Zambrano solicitó se incluya en el orden del día de la sesión ordinaria del próximo martes, el tema de los militares en prisión, con el fin de otorgar en plenaria un derecho de palabra a los familiares, quienes fueron recibidos este miércoles por esta instancia legislativa, para dar testimonio de lo que han padecido estos ciudadanos.

Además oficiar comunicación al Ministerio de la Defensa, presidencia de la República, la Corte Marcial, Circuito Judicial Penal Militar, Fiscalía Militar y Defensoría del Pueblo, a favor de denunciar estas detenciones.

De igual manera el diputado Franco Casella, solicitó se inicie una comunicación con el DGCIM, y se haga una visita a las puertas de este organismo, ya que a a su juicio son los torturadores de hombres honorables, con méritos, virtuosos y honrados.

Ana Varela, la madre de una de las víctimas, relató, “a mi hijo le sembraron cargadores, le fracturaron el brazo derecho, le partieron la nariz, y lo tuvieron tres días en una silla sentado y maniatado, sin darle alimento, ni agua”.

Dayris Espinoza, la madre de otro detenido, manifestó que su hijo ha sido torturado por la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM). “Cuando lo agarraron no me lo dejaron ver, era oficial de planta en la Academia Militar y cuando acudí allí, decían que no estaba, luego me dijeron que estaba en un proceso de investigación, lo han torturado de distintas maneras”, alegó.

Nore Camacho, declaró que su hijo tiene 2 años y 7 meses preso y la misma historia se repite en cada uno de ellos. “Mi hijo está preso en Ramo Verde, por instigación a la rebelión, duró un año en la cárcel 26 de junio de San Juan de los Morros, esa ha sido una de las peores torturas que ha sufrido, queremos respuesta y vamos a ir a donde haya lugar”, fustigó.

Fuente: Caraota Digital