Presos políticos: del destierro a la amnistía general- Mario Valdez

El dirigente estudiantil Vilka Fernández, estuvo preso en la sede del Sebin durante 48 meses. El día de ayer fue excarcelado el dirigente político, quien salió de la prisión del Helicoide custodiado por funcionarios policiales al aeropuerto de Maiquetía rumbo a Lima, Perú. Vilka Fernández tenia dos alternativas para recobrar la libertad, una de ellas era salir con un régimen de presentación periódica ante el tribunal con un conjunto de limitaciones como la tienen los otros presos políticos, que han salido de la prisión en estos tiempos, ya que deben ser pocos los que deben haber salido con libertad plena; la otra, el destierro, el exilio (que es una alternativa política generalmente planteada por el preso, su familia y sus abogados como parece ser este asunto), que tiene el preso político para recobrar su libertad e irse a otro país que lo acepta, en este caso concreto el país es Perú, de donde es oriundo su padre, quien desde el 31 de enero de 2016, cuando cayó preso su hijo, ha estado luchando por su defensa y hoy es su compañero de viaje. El dirigente merideño sabe que en la cárcel todo prisionero tiene dos propósitos: 1.- salvar la vida, y 2.- fugarse o recobrar la libertad.

Vilka Fernández se convirtió en el dirigente político universitario más emblemático para el gobierno de Maduro. El tribunal penal le suspendió la audiencia de juicio 49 veces, de manera sistemática le fueron violentados todos sus derechos fundamentales, el derecho a la defensa, el debido proceso, el derecho a tener un juicio justo, el derecho de ser juzgado por un juez imparcial y ponderado.

Presidente la pacificación es con amnistía general

El presidente de la República esta llamando a la pacificación del país y todos estamos de acuerdo con eso, queremos una Venezuela sin presos políticos, porque nada se hace con poner en libertad condicional a unos presos políticos e inmediatamente amenazar o encarcelar a otros dirigentes.

Señor presidente, los problemas de este país no se van a resolver con más represión, Usted puede decretar una Ley de Amnistía General y darle una salida jurídica y política a esta situación, que salgan en libertad todos los presos políticos sin excepción, con todas sus facultades civiles y políticas para que puedan hacer uso de todos sus derechos ciudadanos. Antecedentes en los últimos años tenemos sobran, tenemos a Rafael Caldera, quien en su primer gobierno decretó una amnistía de pacificación y permitió que los guerrilleros e insurrectos que habían participado en la lucha armada y eran solicitados por los tribunales militares se acogieran a la ley de pacificación, y hoy muchos de ellos están en su gobierno señor Presidente. En su segundo gobierno, el mismo Caldera le concedió la libertad plena al comandante Hugo Chávez y a todos los civiles y militares que participaron en el golpe de estado contra Carlos Andrés Pérez, y no les dio libertad condicional ni les cercenó sus derechos civiles y políticos, casi todos han ocupado cargos de elección popular y de gobierno (presidente de la República, diputados, gobernadores, alcaldes, etc.). El presidente Hugo Chávez, el año 2007, le dio una amnistía a los que le habían dado el golpe de estado a él en abril de 2002.

Presidente tiene una oportunidad de oro, no la desaproveche, haga historia, permita que un conjunto de hombres y mujeres que tienen varios años viviendo bajo la sombra puedan recobrar la libertad, reencontrarse con su familia y volver a llevar una vida ciudadana, los que quieran seguir en la política ese es su derecho.

El gobierno colombiano llegó a acuerdos con las FARC, después de casi 60 años de guerra, se pacificaron, están participando en la política, Timochenko y otros ex comandantes guerrilleros son senadores y diputados (por el acuerdo de Paz) inclusive sin haber participado en las elecciones. Entonces de que estamos hablando señor Presidente. Usted tiene la palabra.

Un comentario