#InfoRusia2018 Uruguay se impuso por la mínima, Irán sorprendió y CR7 se vistió de héroe

Culminó la segunda jornada del Mundial de Rusia y las emociones no pararon. Goles tardíos, remontadas y sorpresas ocurrieron en una tanda de partidos digna de la máxima competición del deporte rey.

Egipto y Uruguay se enfrentaron en lo que resultó ser un reñido duelo. Los faraones, sin su estrella Mohamed Salah, supieron aguantar los intentos de una garra charrúa que obtuvo su recompensa al final, con un gol de José María Giménez.

Marruecos e Irán se vieron las caras en un partido trabado, con muchas  faltas y poco claridad ofensiva. Los persas hicieron valer su férrea defensa ante los marroquíes, y se llevaron los tres puntos gracias a un autogol de Aziz Bouhaddouz en tiempo añadido.

El duelo ibérico entre España y Portugal sobrepasó las expectativas. Un Cristiano Ronaldo aposteósico guió a los lusitanos con un triplete de goles paraa sumar un importante punto. España, por su parte, se quedó a minutos de obtener un valioso triunfo tras estar por atrás en el marco hasta en dos ocasiones.