Control Ciudadano: Más de 160 muertes en 18 años es el balance de accidentes aéreos en la FANB

Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional
ante la opacidad del estado venezolano, en torno a los accidentes aéreos que han ocurrido en los últimos 18 años, en cada uno de los componentes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), ha elaborado una investigación que pone de relieve varios aspectos de interés.

Son 72 accidentes aéreos que han ocurrido en la FANB, desde el año 2000 hasta el presente (el último, el pasado 31 de mayo de 2018 con saldo mortal), los cuales han sido registrados por Control Ciudadano, por fecha, tipo de aeronave, modelo, siglas, componente militar al que pertenecen, lugar del siniestro y bajas. (Usted puede acceder a esta investigación pulsando aquí).

“En los países democráticos las causas de los accidentes militares se explican públicamente y se establecen responsabilidades, sanciones y correctivos. En Venezuela, lamentablemente se ocultan o se utilizan retóricamente para discursos a favor de la revolución”, indica Rocío San Miguel, Presidente de Control Ciudadano.

Con un promedio de 4 accidentes aéreos anuales y más de 160 muertes en 18 años, la FANB podría enfrentar millonarias reparaciones en favor de las víctimas, para el caso de hacerse justicia algún día, pues muchos de estos accidentes han sido ocasionados por graves problemas de mantenimiento, falla en la doctrina de entrenamiento por parte de algunos componentes de la FANB e incluso por indisciplina de vuelo, indica San Miguel.

Entre los aspectos relevantes de la investigación, para Control Ciudadano, destaca el número de accidentes que han ocurrido con helicópteros de la FANB, 24 siniestros en total en estos 18 años, con el saldo lamentable de 89 muertes. Estas estadísticas deben ser revisadas y determinar que patrones están ocurriendo, para aplicar los correctivos necesarios que impidan más muertes y daños patrimoniales a la Nación.

Fuente: Control Ciudadano
Fuente: Control Ciudadano

También llama la atención el número de víctimas fatales, por causa de los accidentes, que han ocurrido en aeronaves del ejército. La mayoría en helicópteros rusos Mi-17V-5.

Fuente: Control Ciudadano
Fuente: Control Ciudadano

Sin embargo, a la fecha, la incidencia de accidentes de aeronaves militares, ha disminuido considerablemente. Control Ciudadano observa una curva importante de descenso a partir del 2013, que coincide con la baja operatividad de la FANB.

Fuente: Control Ciudadano
Fuente: Control Ciudadano

Ya en agosto de 2011, Control Ciudadano había advertido sobre los accidentes aéreos en la FANB, y los riesgos de permitir que continuaran volando sistemas con graves deficiencias logística. Lamentablemente en 2012 aumentaría la incidencia de accidentes aéreos en la FANB, para disminuir ostensiblemente a partir de 2013 hasta la fecha.

El pasado 31 de mayo de 2018, un helicóptero Bell-AB-212 ASW de la Armada Bolivariana (AB-305) pilotado por el Capitán de Corbeta José Luís García Jiménez (piloto instructor) y la Teniente de Fragata Orianna Sinclair Rincones (oficial en adiestramiento); se precipitó a tierra en el aeropuerto de Puerto Cabello estado Carabobo, ocasionando el fallecimiento de la precitada oficial subalterna, según comunicado oficial emitido por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, sin embargo se desconoce a la fecha, trascurridos siete (07) días del siniestro, la situación del CC García Jiménez, gravemente herido.

Control Ciudadano hace un exhorto a los miembros de la FANB y familiares afectados por accidentes aéreos, a documentar los casos y exigir indemnizaciones compensatorias para el caso que estas procedan, por obsolescencia de sistemas, falta de repuestos, problemas de mantenimiento, falla en la doctrina de entrenamiento e incluso por indisciplina de vuelo. Finalmente recuerda al ministro de la defensa, General en Jefe (Ej.) Vladimir Padrino López, el deber de investigar que tiene el Estado en estos accidentes, que afectan a la FANB, la integridad personal de las víctimas (fallecidos y lesionados), así como el patrimonio de la Nación.

Fuente: La Patilla