Palestina agradece la suspensión del Israel-Argentina

El presidente de la Asociación Palestina de Fútbol, Yibril Rayoub, acusó hoy a Israel de “haber intentado utilizar a Messi y otras estrellas de la selección argentina como herramientas políticas”, dijo en declaraciones a Efe tras conocerse la cancelación del amistoso de este sábado.

“Quienes intentaron mezclar deporte con política fueron los israelíes”, declaró Rayoub después de dar una rueda de prensa ante una gran expectación en la que señaló que los argentinos tomaron “una decisión justa”.

“Espero que Argentina gane la Copa del Mundo”, declaró.

Rayoub aludió al hecho de que el partido, que se iba a celebrar en la localidad israelí de Haifa, se organizara finalmente en Jerusalén, cuya parte oriental está ocupada y anexionada por Israel contra la ley internacional.

“Todos pueden jugar contra todos pero dentro de las fronteras reconocidas internacionalmente, incluido Israel, pero violar la ley internacional, los derechos humanos y el estatus de la FIFA organizando partidos en un territorio ocupado contradice la ley internacional”, sostuvo, pese a que el estadio en cuestión está en la parte occidental de la ciudad, no en la ocupada.

El cambio de sede del partido fue promovido por la ministra de Cultura y Deporte, Miri Reguev, que anunció que el equipo argentino haría un recorrido por la Ciudad Vieja de Jerusalén y que Messi “besaría el Muro” de las Lamentaciones, el más importante lugar de rezo para el judaísmo, que sí se encuentra en la territorio ocupado.

“Tiene que cambiar su batería mental y reconsiderar muchas cosas. Ella (Reghev) no puede seguir actuando como la policía del vecindario. ¿Por qué está intentado borrar a 13 millones de palestinos?”, expresó.

Tras la rueda de prensa, Rayoub se dirigió al Consulado de Argentina en Ramala, donde decenas de palestinos se reunieron para agradecer a la selección la decisión de no disputar el partido en Jerusalén.

El dirigente de la federación palestina entró en la delegación para agradecer personalmente a los diplomáticos argentinos acompañado por Omar Yaber, de 12 años, uno de los 70 niños palestinos que firmó una carta pidiendo a Messi que no participara en el encuentro.

“Me gustaría agradecer a Argentina y a Messi no jugar en Jerusalén”, dijo el menor.

Fuente: Meridiano