¡Bienvenidos a casa Guerreros! – Víctor Manuel García Hidalgo

 

He leído muchos de los comentarios escritos y hablados que se hacen con relación a la liberación de los Presos Políticos, que adelanta Nicolás Maduro, en su nuevo periodo constitucional. 

LIBERTADPRE

Sin embargo, me llamó poderosamente la atención uno que leí en el grupo de whatsapp del comando de Gustavo Duque, en Chacao. Esa opinión de una vecina, común y cualquiera de los Palos Grandes, generó de parte mía, la siguiente respuesta: – Sra. Luisa, con todo respeto, por favor no diga eso -.

Las cárceles venezolanas son un infierno en la tierra. El Preso Político lo que quiere es calle, libertad, abrazar a sus hijos, a su esposa, a los seres queridos.

Eduardo Galeano, escribió: “Para saber y hablar de presos, hay que embadurnarse de preso”….

Señora Luisa, se lo dice un preso político de 3 años 5 meses y 10 días de cautiverio, consecuencia de la déspota y oprobiosa injusticia que impera en Venezuela.  Yo señora Luisa, pasé  por lo que estos dignos venezolanos experimentan hoy. Aun recuerdo aquel día que me sacaron de Yare 3, rumbo a mi casa,  con una medida cautelar y vi, después de muchas lunas el rostro y los ojos de felicidad de mi hijo, mi esposa, hermana, mi cuñado y sobrinas, que esperaron hasta la madrugada del 16 de noviembre, para verme llegar a casa.

Por favor, no critiquen a los presos políticos que hoy regresan a casa con los suyos. Tampoco le busquen las cinco patas al gato con relación a la liberación de los presos políticos. Más invito a los venezolanos a que nos llenemos de alegría, por tan solo saber que le arrebatamos al infierno de la cárcel a unos venezolanos dignos.

Estando en la cárcel,  escuché varias veces esta frase: “Dios reserva las más grandes batallas,  a sus mejores guerreros”. ¡Bienvenidos a casa, Guerreros! 

Saludos,  Víctor Manuel García Hidalgo.