De los 5 motores de Chávez a las 6 líneas de Maduro: las claves de la crisis

La nueva gestión del presidente Nicolás Maduro para el periodo 2019-2025 estará enfocada en seis líneas de acción, lo que a su juicio, garantizará la defensa de los derechos y el bienestar de una población azotada por el hambre y la crisis económica. Un nuevo programa que se aleja a lo establecido en el denominado Plan de la Patria redactado personalmente por el expresidente Hugo Chávez.

El anterior plan gubernamental se basó en cinco objetivos, la independencia, la construcción del socialismo, potenciar al país en el ámbito social, económico y político, la construcción de una nueva geopolítica internacional y la preservación de la vida del planeta.

Estas nuevas líneas de acción fueron anunciadas por Maduro tras ser juramentado como presidente reelecto, vía decreto emanado por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) el 24 de mayo y no mediante juramento ante la Asamblea Nacional o en caso sobrevenido, ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), tal como lo establece la constitución de la República, situación que deja algunas interrogantes abiertas  ¿Hay discrepancias entre el Ejecutivo y el poder Judicial? Teniendo en cuenta que para el TSJ la AN sigue en desacato.

Durante su intervención en el pleno de la ANC, el jefe de Estado explicó en qué consistirán las seis líneas de acción:

  1. Diálogo y pacificación de Venezuela

El presidente informó que presentó a la Comisión de la Verdad una propuesta para “superar las heridas que dejaron las guarimbas y las conspiraciones“, en referencia a las protestas antigubernamentales en su contra ocurridas en 2014 y 2017 que dejaron 157 muertos a manos de la represión gubernamental

Anuncio un gran sistema de pacificación política con paz y Diálogo, en búsqueda de la pacificación el reencuentro y la comunicación, para que lo violentos de 2014 salgan a las calles a hacer verdadera política apegados a la constitución“.

Además, destacó que trabajará por un proceso de reconciliación nacional con quienes no hayan cometido delitos graves y llamó a la unificación en el país.

En este primer punto no se menciona a los presos políticos ni la liberación de personas con boletas de excarcelación detenidas en las mazmorras de la policía política. Tampoco se precisa si habrá medidas favorables para los policías metropolitanos detenidos por los hechos del 2002 cuando gobernaba Hugo Chávez.

  1. ‎Avanzar hacia un acuerdo económico productivo

En su alocución Maduro mostró su aparente intención de pactar con el sector privado con el fin de ejecutar uno de los tantos planes implementados por su gabinete económico para estabilizar al país.

En medio de un discurso amenazante y poco político contra los empresarios nacionales y extranjeros, el primer mandatario nacional hizo un llamado a los sectores empresariales a sostener encuentros los gubernamentales, ya que según él, desea la recuperación del sistema económico, esto pese a las constantes barreras que impone desde su despacho contra el sector privado que está atado de manos para ejercer el libre mercado, impedimentos entre los que destaca, la adquisición de divisas para importar materia prima.

Sin embargo, no es el primer llamamiento hecho por Maduro a los sectores empresariales, para hallar una salida a la crisis. En mayo de 2013, el presidente sostuvo un encuentro con un grupo de empresarios entre los que asistió el presidente de la principal empresa de alimentos del país, Lorenzo Mendoza. El encuentro solo arrojó la aprobación de la exoneración de aranceles para la importación de bienes de capital.

En enero de 2017 alrededor de 200 empresarios estuvieron presentes en el Palacio de Miraflores donde se evaluaron propuestas económicas del sector empresarial, las soluciones aún no se ven palpables en la vida económica del venezolano.

La metodología para atacar la hiperinflación y sus consecuencias en la vida de la población no están planteadas en este nuevo programa, teniendo en cuenta que según el Parlamento, de mayoría opositora, Venezuela cerró 2017 con una inflación de 2,616% y una caída de 15 por ciento en el PIB y el Fondo Monetario Internacional proyecta una inflación de 2.350% en 2018. Un problema que no  es mencionado en el nuevo plan de gobierno.

             3.‎Lucha renovada y frontal contra la corrupción

Las autoridades continuarán la lucha contra la corrupción, el burocratismo y el minimalismo, con el objetivo de impulsar una nueva ética patriótica, social y ciudadana en la población. Así lo señala el tercer punto publicado por Maduro

“Solo con una nueva ética ciudadana podemos resolver mucho de los problemas que ahora nos acogen”, aseveró.

Aquí  solo se precisó en atacar la corrupción con ética y sin especificar  los mecanismos legales para acabar con ella. Se obvian los elementos de ataque para los casos de corrupción de Odebrecht en Venezuela, luego de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos revelara que la compañía pagó 98 millones de dólares en sobornos a funcionarios entre 2006 y 2015, durante los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

 

  1. Protección del pueblo

En este punto, según el jefe de Estado, a través del denominado Carnet de la Patria, se fortalecerá y ampliarán los logros alcanzados en materia seguridad y protección social. Obviando que estos beneficios sociales no van acorde con la necesidad alimentaria del ciudadano, al encontrarse con anaqueles vacíos y altos precios en productos de primera necesidad.

El gran ausente de este punto es la inseguridad, uno de los principales problemas que atañen a los venezolanos. No se especifica cómo se protegerá al pueblo de las bandas armadas y delictivas, la desarticulación de paramilitares armados que crean zozobra a la población, no es prioridad para el Gobierno de Maduro.

Tampoco se hace mención a la explotación ilegal de los yacimientos en el Arco Minero del Orinoco, donde, mafias de la minería ilegal en el eje de los estados Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro han creado daños ecológicos, sanitarios, sociales y de soberanía, según el informe de la comisión mixta del Parlamento, en el que se denuncia que las mafias allí presentes, actúan bajo la complacencia de los cuerpos de seguridad del Estado.

Atender las causas del éxodo masivo de venezolanos a otras naciones como Colombia, Brasil y otros países de la región en búsqueda de mejor estabilidad económica y social no está señalado en el programa de Gobierno

La aplicación de medidas inmediatas para afrontar las deficiencias en la salud de los ciudadanos es otra de las prioridades que no se plantea en el plan gubernamental, al igual que la apertura de un canal o corredor humanitario en la frontera con Colombia que permita el trasladar insumos, alimentos y medicinas a los venezolanos azotados por la crisis.

  1. Defensa de la nación frente a los ataques extranjeros

En quinto lugar, destaca la defensa de la soberanía de Venezuela y de su Constitución, Carta Magna que ha sido interpretada a consideración de la cúpula gubernamental, según denuncias reiteradas de dirigente de oposición y del mismo Parlamento de la República.

“Llamo a la defensa de la patria por parte de todos los que se sienten patriotas”, expresó el presidente Maduro.

Aquí tampoco se hace mención a las medidas de defensa contra los grupos guerrilleros pertenecientes al Ejército de Liberación Nacional de Colombia, que hacen vida en algunas regiones fronterizas del país y aplican extorsión contra comerciantes y habitantes de esas zonas.

  1. Ratificar el rumbo hacia el socialismo

Reimpulsar los principios y bases fundamentales del socialismo, enfocado en el ser humano, el derecho a la independencia, la libertad, la soberanía, la integridad territorial y la autodeterminación nacional. Este es el último punto del plan de Gobierno, que bajo elementos ideológicos se pretende continuar con un modelo económico poco factible en la práctica y se viene imponiendo el Ejecutivo desde que Chávez tomó el poder.

“Tenemos que construir las cinco dimensiones del socialismo en todos los espacios: ética, moral y espiritual, en primer lugar; la dimensión política, ideológica, institucional, en segundo lugar; la dimensión social, el nuevo modelo social; la dimensión económica, y la dimensión territorial, aplicado como fórmula de planificación”, concluyó.

Fuente: Caraota Digital