Los venezolanos deben trabajar 11 días para poder comprar un kilo de pollo

La investigadora senior para América Latina del Barcelona Center for International Affairs (CIDOB), Anna Ayuso, asegura que Venezuela “presenta un déficit tremendo porque toda la industria local está más o menos destruida. Las divisas que les venían básicamente del petróleo son bajas, pero es que además lo han vendido por adelantado a algunos países, entre ellos China”.

En el año 2017, un venezolano con salario mínimo dedicaba una jornada entera de trabajo para comprar un kilo de pollo.

En un año ese precio ha aumentado: En 2018 para conseguir el mismo producto, el trabajador debe dedicar 88 horas: 11 días.

Para el año 2014, ocho de cada diez familias venezolanas compraban pollo semanalmente. El año pasado, solo tres.

Cambios en la cesta de la compra
Porcentaje de familias venezolanas que compran semanalmente cada producto. Los productos seleccionados son los que han sufrido mayores cambios entre 2014 y 2017.

La inflación queda en evidencia
Con respecto a la inflación, fuentes oficiales ofrecen un indicio claro de que la misma ha aumentado, por ejemplo, el Banco Central de Venezuela ha actualizado repetidas veces el número y el valor de las monedas y billetes en circulación .

En abril de 2018, el efectivo en circulación equivalía a casi 19 billones de bolívares. En el mismo mes de 2017, eran 1,4 billones, y en abril de 2016, solo medio billón.

Fuente: Globovisión