En Secreto: “Los rusos manejaron el fraude. Entérate

 

*** MAS LEÑA AL FUEGO. El megafraude de ayer estuvo bajo control de una firma rusa, contratada en reemplazo de la tristemente célebre Smartmatic.

En Secreto

El megafraude de ayer estuvo bajo control de una firma rusa, contratada en reemplazo de la tristemente célebre Smartmatic, que operó al servicio del CNE durante 15 años, cuando en Venezuela se dieron las más inverosímiles elecciones con resultados colosales, incluyendo el referendo a Hugo Chávez Frías, que logró manipular a su antojo Jorge Rodríguez, entonces a la sazón de presidente del máximo ente electoral, con la diferencia de que, en aquella nefasta oportunidad, la gente desenfrenada salió a votar masivamente en contra del gobierno, pero su voluntad no se reflejó en las máquinas, y en cambio este 20-M, ni siquiera los chavistas, que siguen siendo minoría notoria, salieron de sus casas, en una manera silenciosa de protestar. Cabe significar que la firma rusa ahora asociada al CNE, es la misma que participó en las elecciones de Cataluña, en donde dejó rastros que han sido severamente cuestionados. Por sus obras la conoceréis.

*** OJO EN LA MIRA. La rebelión que de ninguna manera se parece o asemeja a motín, ocurrida en El Helicoide en Caracas, la sede del SEBIN, y que todavía tiene al gobierno con los pelos en punta, dejará bastante tela para cortar. Además de escándalo público que trascendió más allá de las fronteras patrias, con todas sus consecuencias, puso en evidencia que pudiera ser también un episodio más en la cruenta lucha interna por el control del PSUV y las influencias gubernamentales, entre el presidente Maduro y el diputado Cabello, peleándose la botella vacía.  Este vetusto inmueble convertido en centro operativo del SEBIN y mazmorra de castigo de presos políticos, es el despacho del general Gustavo González López, leal e incondicional aliado de Diosdado Cabello. Sociedad de cómplices.

*** AL PASAR LA PUERTA. En sano juicio es difícil que alguien pudiera imaginar, siquiera, que sean las propias autoridades de la cárcel del terror El Helicoide, las que no le haya permitido acceso a la Guardia Nacional durante los sucesos de fin de semana, o que se permitiera, con plena libertad, grabar videos y darles difusión nacional e internacional, con las repercusiones de rigor o, la impactante entrevista en vivo realizada por Fernando de Rincón para CNN, con participación de los líderes de la revuelta como el ex alcalde Ceballos, Lorent Saleh o el general Vivas, sino hubiese privado de por medio la intervención y el consentimiento correspondiente de una suprema autoridad, de la talla e influencia del propio González López y el visto bueno de su mentor DC. Tampoco es fácil entender la presencia activa en las adyacencias de Patricia de Ceballos y de Lilian Tíntori, estando como estaban tan cerca, las fraudulentas presidenciales. Por allí fumea.

*** MANOS EN ALTO. La sorpresa mayor de estos hechos, en su lugar y momento, viene dada por todo lo que sucedió alrededor del encarcelado Hosh Holt, un notorio mormón norteamericano, acusado de espionaje por el gobierno de Maduro, y quien recobró connotación a la luz de los mismos sucesos, pues cuando estaba por darse otra masacre como la de Valencia, tal como lo habría recomendado Freddy Bernal, allí mismo vino la contra orden, con la advertencia de que “si eso ocurría y algo le pasaba al yankee preso”, esa misma noche estaban los marines invadiendo a Venezuela. ¡Nadie se mueva!

*** MEMORIA ACTIVA. El señor H. Holt es el mismo personaje por quien el gobernador Rafael Lacava se trasladó a Estados Unidos, enviado por Maduro, para gestionar en el Senado norteamericano una intermediación con Trump de manera de ofrecerlo en canje y darle libertad a cambio de que se rebajaran algunas de las sanciones a funcionarios del régimen venezolano. La misión no pasó de un mero saludo a la bandera, sin ningún éxito. Por el contrario, aparejadas vinieron enseguida más sanciones y de chiripa se salvó el diligente y gracioso mandatario carabobeño. Chiiito, habría dicho el dictador J.V. Gómez.

*** NO ES NÓ, Y PUNTO. Aunque siempre se ha creído que, efectivamente, a “la tercera viene la vencida” el régimen de Maduro no pudo convencer a Leopoldo López de irse libre a la calle, con tal de lavarle la cara al gobierno, y el viernes último rechazó el ofrecimiento del beneficio de la libertad, previa a la farsa electoral de ayer. Jorge Rodríguez fue el comisionado de Maduro para llevar el ofrecimiento a través de Luis Florido, pero López fue enfático en su posición. Lejos, muy lejos.

*** CAMINO AL CALVARIO. Amigos de Rafael Lacava, el carismático gobernador de Carabobo, andan preocupado por algunas decisiones que viene asumiendo en contra de la actividad empresarial privada, que lo pudieran exponer o ya lo tienen sometido al escarnio público y de espaldas a su propio futuro, que lucía promisorio, pese a ser aliado a ciegas de Nicolás Maduro. El caso más patético de adversidad la configura la intervención y ocupación a la constructora Canteras Tacarigua, situada en su “Puerto Cabello querido” en donde le confiscó la maquinaria y enseres, sin ningún mandato judicial, dejando a casi un centenar de trabajadores en la calle, en una acción propia de las tropelías que se cansó de decretar Chávez y por lo cual hay ahora casi un centenar de plantas de producción cerradas en el país y otro tanto en vías de quiebra, al ser expropiadas sin razón ni fórmulas de juicios. La situación puede desembocar en violencia colectiva. Hombre precavido vale por dos.

*** REFERENCIA PUNTUAL. Ayer cuando se acercaban las 6de la tarde, la hora tradicional cuando salen a votar los fieles difuntos en tiempos de revolución, haciendo colas con los efectivos del Plan República y esta vez con los miles y miles o más de 3 millones de venezolanos de la diáspora, en el Colegio Juan XXIII en El Trigal, contiguo a la Quinta Carabobo, residencia de Lacava, y zona en donde no llega el agua desde hace más de 3 meses, suficiente para llenar las piscinas, tuvo un ausentismo monumental en las elecciones presidenciales y legislativas. De algo más de 7 mil 500 electores con derecho a voto en este emblemático Centro Electoral de Valencia, a duras penas participaron unos 150 votantes, equivalente a menos del 2%, y eso que el gobernador hizo un llamado desesperado, incitando a poner todos los resortes de presión que tenía a mano. Chao, que te vaya bien.

Publicado originalmente en El Carabobeño