Editorial . ¡Triunfar, triunfar, triunfar!

 

Editorial. ¡Triunfar, triunfar, triunfar!

Hoy más que nunca debemos sembrar semillas de votos, así el déspota las pise, maltrate la cosecha  e intente destruir   la conciencia y memoria democrática del pueblo

Levantemos  con más fuerzas nuestras voces, pues tenemos la convicción que no estamos solos ni aramos en el Mar. ¡Somos una gran fuerza democrática!, no hay duda.

Dios quiso darnos esta nueva lección y oportunidad, para que todos juntos, votantes y abstencionistas, unamos esfuerzos y centremos nuestro objetivo en la lucha contra el oprobio que desgobierna a Venezuela. El enemigo del futuro de Venezuela, no es Henri Falcón, nos es Javier Bertucci, ni Claudio Fermín, ni Eduardo Fernández. Tampoco lo son Henry Ramos Allup, María Corina Machado ni Leopoldo López. Mucho menos nos detiene los Estados Unidos de América, la Unión Europea, el Grupo de Lima o la OEA. No todo lo contrario, el ancla en el pasado está en Miraflores, es hora de levarla y soltar las amarras.

Millones de venezolanos ayer rechazaron el fraude: unos absteniéndose de votar y otros votando, pero cantaron “fraude electoral”.  Hoy retumba en todos los rincones de la Patria y en el Mundo Democrático Globalizado, el ejemplo civilizado de los venezolanos.

La tiranía está cercada nacional e internacionalmente, el déspota tiene los días contados en el poder,  lo saben, lo presienten, lo huelen, los inquieta y les quita el sueño. Lo ocurrido ayer lunes no es poca cosa. Hoy está más cerca la libertad de nuestros presos políticos. Ya podemos volver a pensar en pisar el suelo multicolor, que los vio partir y ahora será testigo fiel del regreso y del reencuentro de la gran familia venezolana que vuelve del exilio.

Venezuela se paró ayer en su totalidad, pero lo hizo como lo hacen las grandes naciones, los pueblos desarrollados del planeta. Con civismo, con entrega republicana y en paz. Ayer quedó claro, dónde están los votos y la razón, y quien tiene el poder y la iniquidad  anti-republicana. -¿Por cuánto tiempo?-

Civiles y militares conocen lo ocurrido ayer 20 de Mayo de 2018, los miembros del Plan República lo vivieron en primer plano y observación primaria. Son  testigos presenciales de la lección democrática que el pueblo venezolano dio ayer.

A nuestros hombres y mujeres de uniformes toca decidir, si asumen de suyo el grito civilizado de libertad de los venezolanos y nos acercamos al futuro,  regresamos a la Constitucionalidad y al Estado de Derecho, retomamos juntos el camino de la historia que nos legó ser “Vencedores de Carabobo,  Boyacá, Cúcuta, Taguanes, Pantano de Vargas, Pichincha, Junín y Ayacucho”, entre otras batallas de singular importancia para la América toda.

¡Soldados llegó la hora!

Ustedes con uniformes y  civiles en alpargatas,  son herederos del gran Ejército Libertador. Todos llevamos esa sangre libertadora de Simón Bolívar, por dentro….

Soldados escuchen la voz del pueblo, oigan el grito de Bolívar en Pativilca, que lejos de la congoja, nos invita a: Triunfar, triunfar, triunfar.