Carta pública a Tulio Álvarez, de Víctor Manuel García Hidalgo

Mi apreciado Tulio, creo que el país nacional está claro y ayer habló con la abstención. – ¿Qué viene ahora? – Es la gran pregunta.

Muchos continuaran su éxodo en búsqueda de la tierra prometida; otros mantendrán su actitud firme de permanecer en el país, esperando el final de este dramático film, que ya tiene 20 años de larga duración. Los que menos tienen seguirán sus angustiosos pasos para conseguir los alimentos, las medicinas y pare usted de contar.

Si me preocupa lo que sucede en el país político, ese que está integrado por civiles y militares, que saben a ciencia cierta que lo ocurrido ayer domingo 20 de mayo de 2018, no es cualquier cosa. Hoy 21M, amanecimos con un país político encendido y nutriéndose de la estupidez de repartirse responsabilidades entre votantes y abstencionistas, siguen con una mira que les marca un norte que no es norte y avanzan hacia un punto cardinal incierto. Te reitero, lo que una vez te dije en una de nuestras caminatas, vamos a tener que abandonar al menos por un tiempo, nuestros quehaceres privados, académicos y profesionales, para adentrarnos nuevamente en la política, de donde salimos hace ya unos cuantos años. Veo que Mario, ya lo hizo, por ahí lo veo recorriendo Petare, sembrando esperanza, llevando su discurso democrático, en medio de  la peor crisis que haya azotado al país.

Hoy 21M, amanecemos con la Institucionalidad y la Constitución, vuelta añicos.  Se impuso la voluntad soberana del pueblo venezolano, pero los tiranuelos de “nuevo cuño” hicieron lo que tanto advertimos.

Hoy Mariano Rajoy, escribe en su cuenta de twitter, que España, seguirá estudiando junto a sus socios europeos,  las medidas y sanciones que aplicaran al desgobierno de Venezuela, ello nos revela una gran verdad, la comunidad internacional que llamó a los venezolanos a no convalidar la farsa electoral, llamado que atendimos, no tienen ninguna acción concreta y efectiva, para salir de las tinieblas. Piensan seguir aplicando sanciones que resquebrajen los pilares y las lealtades que sostienen, al cada vez más debilitado grupo que mantiene el poder en Venezuela, pero eso tiene y lleva su tiempo, mi apreciado Tulio.

Entonces, desde mi óptica y categoría de análisis,  no nos queda otra que enfocar el lente, dirigir el discurso y accionar todo el potencial y las reservas democráticas, que ayer demostramos que las hay, y en cantidades que superan el 74.6% del electorado nacional, quizás nos quedamos cortos con las cifras, pero es lo que tenemos registrado en nuestro Exit Poll, hacia los hombres y mujeres de uniformes de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Hacia ellos todos nuestros esfuerzos, debemos  convencerlos que por este camino que tomó la barbarie,  se aleja el futuro de Venezuela,  mientras seguimos hundiéndonos en el abismo.

Los militares ayer 21M,  al igual que el resto del país, vieron y conocieron de observación primaria, puesto que actuaron en el Plan República, lo que aconteció en Venezuela. Toca a ellos decidir si quieren formar parte de la historia que comienza a escribirse a partir de ayer 20 de mayo de 2018, o prefieren embadurnarse en el lodo de la iniquidad anti republicana.

Tulio,  observo dos grandes peligros,  dos grandes enemigos. El primero, es regresar a la Guerra Federal del Siglo 19 y a los asesinatos políticos, cometidos  por la estupidez y torpeza de “liberales y conservadores”, durante los años años 1858 y 1863.  El segundo peligro es la inacción, el no hacer nada, para encontrarnos con la Constitucionalidad  y devolverle a Venezuela, su  Institucionalidad Democrática.

Retomar el camino de la historia y acercarnos al futuro, es posible, si solo si, convertimos las tinieblas en luz de guía y juntos como hijos de Dios, pensamos y actuamos con el  corazón y la mente puesta en Venezuela.

De esta manera, le doy respuesta a tu mensaje: – “Pretenden recomenzar el debate sobre el falso dilema con el revocatorio a la Asamblea. Pura manipulación. Para revocar a un diputado se requiere un mayor de electores que lo eligieron a favor de la revocatoria. Además, tienen que acudir al menos 25 por ciento de los electores” – .

Te dejo por esta vía un escrito que me viene acompañando desde hace unos cuantos años, desde aquellas reuniones compartidas con los siempre recordados amigos Rosalio Cardenal Castillo Lara, Enrique Tejera París y Enrique Aristigueta Gramko, es  del gran Mahatma Ghandi y dice así:

“- Voy a seguir creyendo, aún cuando la gente pierda la esperanza.

– Voy a seguir dando amor, aunque otros siembren odio.

– Voy a seguir construyendo, aún cuando otros destruyan.

– Voy a seguir hablando de Paz, aún en medio de una guerra.

– Voy a seguir iluminando, aún en medio de la oscuridad.

– Y seguiré sembrando, aunque otros pisen la cosecha.

– Y seguiré gritando, aún cuando otros callen.

– Y dibujaré sonrisas, en rostros con lágrimas.

– Y transmitiré alivio, cuando vea dolor.

– Y regalaré motivos de alegría donde solo haya tristezas.

– Invitaré a caminar al que decidió quedarse.

– Y levantaré los brazos, a los que se han rendido.

– Porque en medio de la desolación,  habrá un niño que nos mirará, esperanzado, esperando algo de nosotros.

– Y aún en medio de una tormenta, por algún lado saldrá el sol.

– Y en medio del desierto crecerá una planta.

– Siempre habrá un pájaro que nos cante, un niño que nos sonría y una mariposa que nos brinde su belleza.

Fraterno abrazo apreciado Tulio,  tu amigo Víctor Manuel.

Un comentario