Centros electorales vacíos en Catia

“Esto está vacío, hermano”, dice un joven mientras pasa frente a la  Unidad Educativa Miguel Antonio Caro, uno de los centros de votación más cercanos de la estación del Metro Gato Negro, en Catia. En la institución, ubicada en la avenida Sucre, apenas se veían a las 10:00 am dos milicianos en la entrada y un guardia nacional dentro con un fusil entre las manos.

Históricamente, el del Miguel Antonio Caro es uno de los centros de votación en el que se ven más colas durante todo el día para participar en eventos electorales.

Justo enfrente, dentro del Parque del Oeste, está el liceo Miguel Antonio Caro (no debe confundirse con la Unidad Educativa), donde el presidente Nicolás Maduro madrugó para sufragar. Fue diferente en las elecciones parlamentarias, en las que el mandatario votó a las 2:00 pm rodeado de aproximadamente 20 personas y acompañado por el diplomático Roy Chaderton.

A las afueras de dicho centro de votación, a las 10:10 am, solo había cuatro personas verificando sus mesas para ingresar. La única cola visible a esa hora era la de las personas que suelen esperar por un autobús para bajar a La Guaira o Catia La Mar, algo que ocurre a diario hasta pasadas las 9:00 pm, pues no hay suficientes unidades para que el servicio sea prestado con regularidad.

En Cutira había otra cola, pero no de votantes sino de ciudadanos que esperaban por camionetas para subir a Ruperto Lugo. Mientras tanto, cerca de ellos el liceo Gustavo Machado estaba solitario. Solo había tres hombres con gorras y franelas alusivas al chavismo.

Como un intento por llamar a la gente a votar, algunos jefes de calle de sectores en Catia envían mensajes como el siguiente: “Votar es un deber y tu derecho también de elegir por tu futuro y el de tus hijos. ¿Cuéntame, tú ya ejerciste tu derecho?

Este domingo se llevan a cabo unas controversiales elecciones presidenciales, en las que los principales contendientes son Maduro, quien opta por la reelección, Henri Falcón, que le dio la espalda a la Mesa de la Unidad Democrática, y el ex pastor Javier Bertucci. Los principales partidos de la oposición decidieron no participar, pues consideran que no hay garantías, y la mayoría de los países de América y de la Unión Europea advirtieron que no las reconocerán.

Fuente: El Nacional