¿Tendrá Irán, finalmente, su bomba atómica?

El pasado martes, Donald Trump rompió todos los compromisos de su gobierno con el tratado que su antecesor, Obama firmara, acompañado de Francia, Alemania, China, Inglaterra y Rusia con Irán para detener su programa de enriquecimiento de uranio.

Hay muchos detalles técnicos que no permiten, al común, entender esa controversia y la importancia de este acuerdo. En vista que he venido opinando y siguiendo estas conversaciones quisiera aclarar, en términos sencillos la trascendencia del mismo.

Este acuerdo es fundamental para la paz de un sector geográfico vital para la salud energética del mundo como lo es el Medio Oriente. No queremos regresar a la crisis petrolera del pasado que afectó a toda la economía mundial.

Este acuerdo tiene demasiadas aristas que deben estar en conocimiento del público y que no puedo describir en un solo artículo por lo que voy a enunciarles los principios básicos que han permitido su firma y en la próxima semana les voy a dar los detalles de los cuales van a depender su éxito final.

Vamos a hacer un poco de historia para entender las derivaciones para la paz mundial del mismo.

El programa nuclear de Irán se inicia en los años cincuenta cuando los Estados Unidos les instala un reactor de investigación similar al de Venezuela que se puso en el IVIC.

El Sha Mohammad Reza Pahlevi firma un acuerdo para construir 23 reactores para la producción de electricidad bajo el asesoramiento de la Comisión Nuclear de Argentina. El Sha afirmaba que el petróleo era para venderlo y no para quemarlo internamente. Se inicia un programa nuclear en todos sus aspectos y envían estudiantes a los grandes centros de estudios, particularmente tuve muchos compañeros en el MIT haciendo estudios a nivel doctoral (Ph.D) entre ellos a Alí Akbar Salehi, quien fue nombrado presidente de la Comisión Nuclear y posteriormente canciller y ministro de Relaciones Exteriores de Irán en el pasado gobierno de Mahmoud Ahmadinejad, en vista de la gran importancia que Irán le dio al tema nuclear al designarlo en ese cargo y fue el experto nuclear del lado iraní en estas negociaciones.

Tuve la oportunidad de conversar con el antiguo compañero de clases en dos oportunidades durante sus visitas a nuestro país.

Crean diversos centros de investigación para la producción de radioisótopos, e inician la prospección de su materia prima, el Uranio.

Contratan con la alemana Kraftwerk Union la construcción de dos reactores nucleares de 1.000 MW en la región de Busher uno de los cuales está en funcionamiento gracias a la ayuda de los rusos.

Diseñan un gran proyecto para la instalación de reactores nucleares para la generación de electricidad y otros para la producción de Radioisótopos e investigación.

El problema estalla cuando Mahmoud Ahmadinejad, al tomar la presidencia, sugiere la desaparición del Estado judío.

En el año 2002, el grupo de disidentes iraní Mujahedin e khalk (marxistas islamitas) que están en el exilio, revelan la existencia de una fase oculta del programa nuclear que está enfocada en la construcción de bombas atómicas. Irán es sancionada por la NU en diversas áreas al negarse a aceptar la inspección del OIEA a sus instalaciones nucleares y militares en las cuales también hay actividad de enriquecimiento.

Para que tengan una idea el OIEA es una especie de Seniat, una vez que un país suscribe el acuerdo de No Proliferación Nuclear y el Acuerdo de Salvaguardas acepta que ese organismo envíe especialistas a inspeccionar todas sus instalaciones nucleares para verificar lo que están haciendo del uso de la energía nuclear con fines de investigación y producción Radioisótopos y energía eléctrica en sus reactores nucleares. Tienen que dejar que todas sus instalaciones sean verificadas.

¿Qué pasa cuando usted le dice al Seniat que no puede inspeccionar ciertos lugares?

¡Empieza Cristo a padecer!

La amenaza de Mahmoud Ahmadinejad y la negativa a la inspección del OIEA generan una serie de sanciones de todo tipo por parte de las Naciones Unidas.

Irán está en problemas graves y su economía se ve profundamente afectada.

Uno de los grandes productores de petróleo está bloqueado a nivel mundial.

Solución: Negociar con el grupo de los cinco + 1 y llegar a un acuerdo el cual se acaba de suscribir.

Yo lo celebro como un éxito a la consecución del perfecto conocimiento, compresión, sensatez de un grupo de expertos que en sus variadas áreas, tales como diplomáticos con vasta experiencia siendo asesorados por los mejores expertos nucleares de las más variadas escuelas y filosofías, de expertos en geografía política y culturas religiosas se amalgamaron para establecer una opinión única y saludable para salir de un conflicto en el cual el objetivo final era “Ganar-Ganar”.

No hubo mezquindad filosófica al llamar a los expertos.

Fue una negociación diplomática-tecnológica y política muy compleja.

Básicamente, Irán se compromete a que el OIEA inspecciones todas sus instalaciones nucleares en la cuales se está enriqueciendo uranio o produciendo plutonio, materiales básicos para la producción de Bombas Atómicas. Igualmente a deshacerse del uranio previamente enriquecido que permite construir bombas atómicas.

“Hemos frenado la expansión de las armas nucleares en Oriente Próximo”, dijo en Washington Barack Obama. “Este acuerdo nos ofrece la oportunidad de avanzar en una nueva dirección. Deberíamos aprovecharla”.

El acuerdo, escribió en la red social Twitter el presidente iraní, Hasán Rohaní, “muestra que el diálogo constructivo funciona. Una vez resuelta esta crisis innecesaria emergen nuevos horizontes para centrarnos en desafíos compartidos

Pero este acuerdo también tiene sus oponentes con poder político, el mismo proviene del primer ministro de Israel y del Congreso estadounidense.

La representante Ileana Ros-Lehtinen, jefa del subcomité para el Medio Oriente y ex-jefa de relaciones internacionales expresó que ese acuerdo es un regalo a Irán que les va a permitir seguir construyendo bombas nucleares y va a utilizar millones de dólares del Gobierno de USA para burlarse de ese acuerdo.

Con nuestro apoyo Irán va a seguir siendo el súper poder en el Medio Oriente.

Ella basa sus criticas en el hecho que Irán les filtró un articulo en el texto del acuerdo en el cual no pueden inspeccionar las instalaciones militares en las cuales van a esconder los centros de producción de uranio y plutonio y eso fue aceptado por la contraparte.

Irán logró lo menos que podíamos darle y en 10 años van a tener bombas nucleares generando una proliferación de armas atómicas en el Medio Oriente por cuanto los países que ellos amenazan tienen todos los millones del mundo para prepararse en este tipo de armamento.

Igualmente, el primer ministro de Israel expresó: El Estado de Israel denunció un “error histórico” que permitirá a Irán financiar “su máquina de terror”. Afirmando no estar “comprometido” con el acuerdo, agregó que “sabrá defenderse”.

Hay que ver ahora cuál será la reacción de los socios de Trump que no lo apoyan en esta decisión y de Irán de quien se cree puede reiniciar su programa de enriquecimiento de uranio.

Fuente: Ciencia para todos