“Los abstencionistas quieren más a Maduro que Cilita”- Mario Valdez

Es una soberana irresponsabilidad de un sector de la oposición que desde el 2013, cuando Nicolás Maduro le ganó las elecciones a Henrique Capriles, comenzó a pedir el adelanto de las elecciones presidenciales, tuvo tiempo suficiente para escoger un candidato único y unitario para este proceso electoral de mayo de 2018, pero no fue capaz de ponerse de acuerdo para tal fin. El 2015, para las elecciones de la Asamblea Nacional, se puso de acuerdo con una política y una estrategia electoral y salió triunfante, el CNE era el mismo de hoy con Tibisay a la cabeza, Maduro era el presidente, las mismas ventajas y triquiñuelas, se votó, se cuidaron los votos y no hubo fraude ni trampa posible. Pero ese día se desataron los demonios y amanecieron seis candidatos presidenciales, que hasta el día de hoy no se han puesto de acuerdo para sacar un gobierno que tiene el sol en la espalda, con menos del 20 por ciento en las encuestas. Les pareció más fácil llamar a la abstención, con los argumentos conocidos por todos, derivando en una clase política mezquina que no ha sido capaz de reconocer que se equivocó por sus indecisiones, por estar de espaldas a la realidad.

Nunca la oposición ha estado más cerca de ganarle unas elecciones presidenciales al chavismo, de producir un cambio, de quitarnos este karma que ha llevado a este país por el camino de la amargura, con hambre, desolación y tristeza. Los chavistas quieren salir de Maduro, están cansados, viven las mismas frustraciones del pueblo, pero los abstencionistas están empeñados en que Nicolás siga mandando. Con razón dijo Mari Pili Hernández, que “los abstencionistas quieren más a Maduro, que Cilita”.

Señores hay que votar porque ese es el instrumento que tenemos los demócratas para sacar los malos gobiernos. No se hagan ilusiones con las medidas de sanciones internacionales, eso no saca gobierno, miren a los lados, cuantos años lleva Cuba, Corea del Norte, Rusia y todos esos países de gobiernos autoritarios, ahí están campantes, para sacar este gobierno  debemos ir todos a votar.

Es mezquino no reconocer que Henri Falcón, tuvo el valor de abandonar el chavismo en el mejor momento, con Chávez con más del 55 por ciento en las encuestas, se les enfrentó y ganó las elecciones en Lara, apoyó y dirigió la campaña presidencial de Capriles el 2013. Falcón presentó su nombre para las elecciones junto a Claudio Fermín y Eduardo Fernández, los dos últimos fueron candidatos presidenciales, ambos tienen una presencia y posición política y ambos coincidieron en que Falcón debía ser el candidato presidencial en este momento y no uno de ellos, eso debe decirle algo a los electores, esa lectura es bueno darla.

Un comentario

  • Flaco favor le hacen estos escritos propagandísticos al país. Generalmente borro sin leer, pero estoy saturada de la propaganda y campaña tendenciosa para la es utilizada este medio. La única lectura que tiene esto, es que internet da para todo. Vaya a saber cuáles son los oscuros intereses, promesas, compromisos que se mueven tras esta odiosa insistencia en crear una matriz de opinión, solo comparable a la promoción de aquella odiosa publicidad del curso de inglés cantada.

    Me gusta