Los duros cuestionamientos de Rafael Ramírez a las elecciones presidenciales del #20May

El expresidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Rafael Ramírez, hizo duros cuestionamientos a todo lo relacionado con las elecciones presidenciales previstas para el próximo 20 de mayo.
Ramírez manifestó dichas críticas en su columna publicada en el portal aporrea.org y la tituló “Campaña sin Mensaje”. Allí la emprendió primero contra la imposibilidad de él para ser candidato por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) mediante un proceso de primarias. “Ni siquiera se discutió, se impuso una decisión. No solo no tuve la oportunidad, sino que se levantaron acusaciones de todo tipo en mi contra. Se cercenaron arbitrariamente, mis derechos políticos. Hoy estoy de manera forzada fuera de mi querida tierra”.

El proceso electoral según Ramírez ” es el más incoloro de los últimos 20 años” y lo atribuye a la desconfianza que generan los candidatos así como a la intención de hacer las elecciones lo más rápido posible, sin dar posibilidad de abrir una discusión para buscar una salida a la “situación caótica en la que se encuentra sumido el pais”.

En tal sentido hace propuestas sobre cómo llevar la política en los que primero se deben abandonar “la irracionalidad, el odio, la intolerancia, la práctica de la descalificación y de los linchamientos morales, la persecución política, la cacería de brujas, la judicialización de la política”.

A partir de allí y se pueden “restablecer las relaciones espirituales, principios y actitudes sociales que nos permitan crear un clima adecuado, emocionar de nuevo al venezolano, dejar atrás el pesimismo y las soluciones individuales, y que el Estado sea capaz de proteger y preservar la estabilidad y seguridad de todos sus ciudadanos”.

El también exministro de Petróleo bajo la gestión de Hugo Chávez y al principio del actual gobierno de Nicolás Maduro, defiende los logros de los últimos 17 años, en los cuales se acumuló una importante experiencia política y cree que los graves problemas que atraviesa Venezuela se pueden resolver por creación propia. “No vendrán de afuera, no serán impuestas. Nadie va a hacer el trabajo por nosotros”.

Y finalmente ejemplificó el éxito de la Gran Misión Vivienda como punto de partida para obtener más logros. De las 13.000 viviendas por año construidas entre 2004 y 2010 se superó las 100.000 a partir de entonces, gracias a un esfuerzo de muchas personas. Y así se debe hacer con el país.