David Smolansky: Hay que retomar las protestas pacíficas y no violentas

El ex alcalde venezolano que se encuentra exiliado en la ciudad de Washington en Estados Unidos fue mencionado en una de las revistas norteamericanas más importantes como uno de los 10 coterráneos que será parte de la reconstrucción del país. En una entrevista concedida a Lapatilla.com, Smolansky aseguró que para levantar nuestro territorio se necesita de todos los que hacemos vida en él, en especial aquellos que han sido víctimas de la persecución, de la represión, del hambre, del hampa, y del alto costo de la vida.

“Esta dictadura ha demostrado que cada quien en Venezuela tiene un número, lo que varía es cuando cae la guillotina. A todos de alguna forma esta dictadura nos ha dejado una cicatriz y espero que esa sea la que nos de la fortaleza para reconstruir a Venezuela y al mismo tiempo que sea la moraleja para que estos años que hemos vivido en nuestro país más nunca se repitan”, dijo.

Durante la entrevista, el ex burgomaestre capitalino se mostró optimista ante la adversidad que se vive en Venezuela, y aunque está consciente de los diversos problemas que aquejan a los ciudadanos, observa el fin del régimen que algunos califican de autoritario. Reitera que debe haber un proceso de refundación institucional que acabe con la corrupción y prevalezca la transparencia.

“El día después de Nicolás Maduro van a ser varios días o semanas, o meses después, o quizás unos pocos años de un transición, que nos permita básicamente refundar la república, se trata de garantizar algo elemental que en Venezuela se ha pisoteado todos estos años que es la separación y autonomía de los poderes públicos, se trata también de garantizar que no haya la relección indefinida, se trata de tener un poder judicial que no imparta impunidad, sino imparta justicia, se trata también de reactivar el aparato productivo nacional, pero al mismo tiempo garantizar la seguridad jurídica para que haya confianza e inversión extranjera”, enfatizó.

 El militante de Voluntad Popular considera necesario “retomar las protestas pacíficas y no violentas, más presión de la comunidad internacional, y persuadir a los soldados de Fuerza Armada Nacional”.

“Si algo teme Maduro es cuando tiene una multitud en las calles movilizadas, está habiendo protestas todos los días de carácter social, es decir, falta de gas, falta de agua, falta de luz, falta de comida etc, eso hay que hacerlo cada vez más masivos en todo el país, y retomar esas protestas que hubo el año pasado que llamaron la atención más allá de nuestras fronteras. En segundo lugar, que se amplíe el grupo de Lima que tiene 14 miembros, que se limite el libre tránsito de funcionarios del régimen por la región que están vinculados a la corrupción y a la violación sistemática de DDHH, que se amplíen las sanciones en Europa, en Norteamérica y que esa sea una forma de presionar a quienes tanto daño le han causado en Venezuela.

En Venezuela lo grave es que está ocurriendo es un golpe de estado todos los días, lo que ellos tienen que hacer (militares) es restituir el orden constitucional, obedecer la carta magna, obedecer las leyes que dicen que la FAN debe garantizar la seguridad y defensa de la nación, no de garantizar la seguridad ni proteger una partido o un líder. No hay forma de llegar al gobierno con una Fuerza Armada Nacional que no sea institucional, no hay forma de conquistar el poder si no hay una FAN institucional”, puntualizó. 

El dirigente político manifestó que se necesitará un plan económico en la que se requiera ayuda internacional, y que hay un equipo encabezado por Ricardo Hausmann trabajando en una propuesta en la que se estima se necesite una inyección de 80 mil millones de dólares para reactivar la economía. Smolansky indicó que le tocará ir desarrollando planes y políticas públicas en materia de seguridad para disminuir el delito, reestructurar los cuerpos policiales, reinventar el sistema penitenciario.

Asegura que también se necesitará del sector privado, de los emprendedores, de la academia, y bueno políticas públicas en salud y educación para superar la crisis humanitaria, y mejorar la calidad de vida de los venezolanos.

“Invirtiendo en tecnología como por ejemplo desde GPS en las patrullas hasta cámaras en las vías públicas, capacitando y dotando a nuestros funcionarios policiales para acabar con la corrupción y que prevalezca la transparencia y la confianza hacia el ciudadano, y además de eso, quizás vamos a necesitar de cooperación internacional para confrontar temas tan álgidos que están afectando a Venezuela como por ejemplo el narcotráfico, el tráfico de minería, entre otros”, señaló.

El también comunicador social se pronunció sobre la diáspora venezolana hacia otras latitudes como Panamá, España, Estados Unidos, Colombia, Perú, Ecuador, Chile entre otros, la cual a su juicio tiene distintos rostros. Está convencido que muchos migrantes retornarán al país.

“Evidentemente que cuando hablamos de la reconstrucción de Venezuela pasa porque toda la diáspora y ojalá eso sea así, o buena parte de ella  pueda volver a Venezuela. Hay casos de éxito en América Latina y en Europa, en países que han pasado dictaduras, que han pasado guerras y que mucha gente se tuvo que ir por esa situación, pero una vez que se restableció la democracia, o en el caso de los países que hubo guerra se restableció la paz, pues esa gente que emigró volvió y fue esencial para la recuperación económica”.

Cuando hablamos de la reconstrucción para mi es vital que muchos venezolanos que han tenido la oportunidad de estudiar en muy buenas universidades o que han sido capacitados en un oficio o que tienen hoy responsabilidades importantes en empresas o multilaterales, tengan el incentivo de volver a su país y nos ayuden a una recuperación veloz que necesita Venezuela”, agregó.

Smolansky también quiere que las personas vivan sin miedo, sin falta de alimentos y medicinas  y que se apueste hacia la convivencia ciudadana, donde se reconozcan todos los sectores, e inclusive que se establezcan nexos y conversaciones con aquellos que piensan distintos en cuanto a la ideología política, para que se lleve a cabo un transición exitosa.

“Eso no excluye que los responsables de 20 años de violación sistemática de derechos humanos, de lavado de dinero, de corrupción, de delitos como narcotráfico o tráfico de minería pues queden impunes, porque entonces no habría posibilidad alguna de tener una transición exitosa en Venezuela. Eso no va a excluir de los responsables del mayor desfalco de la historia contemporánea de la humanidad, porque se calcula que en Venezuela al menos se ha desfalcado 350 mil millones de dólares que sería el plan de desarrollo de cualquier país importante del mundo a 10 a 15 años”, aseveró.

En otro punto se refirió a los mandatarios locales que cumplieron sus 100 días de gobierno, a los que les recomendó escuchar, atender y resolver los problemas cotidianos de nuestros vecinos, y tener una posición firme, clara y frontal contra la dictadura que hoy genera impunidad. Recordó que para el período 2013-2017 hubo 13 alcaldes que fueron destituidos, y seis de ellos pasaron por la cárcel.

“Yo la verdad creo que lo más grave que ha pasado los últimos años y especialmente con Nicolás Maduro es que pulverizaron, destrozaron y eliminaron la descentralización, y quienes hoy están como burgomaestres en mi opinión muy personal, carecen de legitimidad porque tuvieron que reconocer a la asamblea nacional constituyente que es ilegal, que ha sido rechazada por más de 50 países en el mundo, en segundo lugar, son unos rehenes de la dictadura porque si dicen algo que le haga ruido a la dictadura pues inmediatamente serían separados de sus cargos, y que al final estos burgomaestres lamentablemente distan mucho a quienes nos antecedimos  con nuestras posiciones”, concluyó.

Fuente: La Patilla