Promedio de presos políticos pasó de 100 a 220 por mes

A medida que se agudiza la conflictividad política en el país, aumenta la persecución contra quienes adversan al gobierno. En un año el promedio mensual de presos político creció 120%.  De acuerdo con el registro del Foro Penal Venezolano, en 2017 el número de presos políticos por mes era de 100. Este año la cifra va por 220.

Alfredo Romero, director de la ONG, señaló que el gobierno mantiene el efecto de puerta giratoria: libera a una cantidad de personas y simultáneamente encarcela una cantidad más alta.

Actualmente hay 233 presos políticos en el país, y la semana pasada se registraron otras 11 detenciones. Este grupo de personas fueron imputadas por un tribunal militar por los delitos de traición a la patria, instigación a la rebelión, ultraje a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y sustracción de objetos pertenecientes a la FANB.

Entre los imputados se encuentran Vasco da Costa y José Luís Santamaría, que habían sido excarcelados en diciembre. Las 11 personas, entre ellos una mujer, presuntamente están relacionados con el Movimiento Nacionalista que preside el ex ministro de la Defensa Miguel Rodríguez Torres, fueron enviadas a la cárcel Santa Ana de Táchira.

Romero afirmó que los cuerpos de seguridad del Estado repiten las mismas irregularidades durante la detención de los ciudadanos. Las víctimas son maltratadas, las mantienen desaparecidas, son presentadas en los tribunales de manera extemporánea y enviadas a la cárcel sin tener pruebas contundentes en su contra para demostrar la culpabilidad.

En lo que va de año la ONG ha contado otros 54  presos políticos. Romero denunció que 22 personas que tienen libertad bajo fianza acordada por un tribunal siguen presas, entre ellos 4 activistas sociales y  7 menores de edad, a quienes mantienen en el Helicoide en una celda junto con adultos, no les permiten la visita de familiares ni abogados.

“La situación en cuanto a la persecución política empeora. Está claro que hay una grave violación de garantías. Estamos metidos en un túnel muy negro en lo que respecta a la situación de derechos humanos en el país”, dijo.

Fuente: El nacional