Se intensifica el brote epistemologico de chaga en Tachira

Carlos Zapata | Reporte Católico Laico

 Caracas.- Un plan de atención integral activó Táchira en sus entes de salud con organismos ministeriales ante el brote epidemiológico que afecta a comunidades de la región, el cual cobró la vida de cinco personas en las últimas horas, según informó la gobernadora Laidy Gómez.

De acuerdo con la mandataria, epidemiólogos de la Corporación de Salud y el Ministerio de la Salud investigan actualmente las causas de la situación presentada en el sector Puerto Nuevo “a consecuencia del deceso de habitantes de esa comunidad”.

Un brote epidemiológico de Chagas agudo sería la razón de al menos 5 muertes: María Guillen (79), Jakson Moncada (42), Javier Morillo(31), Pedro Hernández (51) y José Hernández (11meses).

Hasta horas de la noche de este domingo 8 de abril 40 personas presentaban cuadro clínico sospechoso de Chagas. Del total, 23 fueron trasladados al Hospital Central de San Cristóbal, donde se encuentran en condición estable, según fuentes oficiales.

En este marco, el presidente de Corposalud hizo un “llamado a la calma asegurando que la enfermedad de Chagas no es contagiosa, pues se transmite por la picadura del chipo (Rhodnius prolixus), o por consumir alimentos contaminados por el vector”.

Síntomas y tratamiento

En su etapa inicial (aguda), los síntomas de la infección pueden confundirse con los de una gripe común, pero el parásito sigue alojado en el cuerpo durante largos períodos, incluso hasta de 30 años, causando daños en el corazón que pueden provocar la muerte.

Se puede curar si el tratamiento se administra al poco tiempo de producirse la infección. De no ser adecuadamente tratado, tiene además la capacidad de ocasionar daños en el esófago y el intestino grueso; además de generar serios trastornos digestivos. Llegada la fase crónica de la enfermedad, el tratamiento antiparasitario puede frenar o impedir la progresión de la enfermedad.

“Hasta un 30% de los enfermos crónicos presentan alteraciones cardiacas y hasta un 10% padecen alteraciones digestivas, neurológicas o combinadas. Todas estas manifestaciones pueden requerir un tratamiento específico”, señala la OMS.

El control vectorial es el método más útil para prevenir la enfermedad de Chagas en América Latina. Además, el cribado de la sangre es decisivo para prevenir la infección mediante las transfusiones sanguíneas y el trasplante de órganos. El diagnóstico de la infección en las embarazadas, sus recién nacidos y los hermanos es esencial.