En Secreto: Guerra entre Maduro y militares del 4F – Revienta las redes

*** ESTALLÓ LA GUERRA. La verdadera guerra ha comenzado. Lo que vimos o estuvimos viviendo y sintiendo en estos días previos, en semanas o meses transcurridos, fueron meramente eso: escarceos, pruebas de calentamientos, de ejercicios y cálculos para tomar el “toro por los cachos”. Se acabó el “pan de piquito” a juzgar por las frontales decisiones del gobierno y la respuesta valiente, directa y contundente que han tenido las mismas acciones oficiales, medidas en palabras del mayor/general del Ejército (r) Cliver Alcalá Cordones, muy conocido y apreciado en Carabobo, como en el país y su entorno militar. La chispa estaría representada con la detención de los también M/G Miguel Rodríguez Torres y Alexis Ramírez López, integrantes del grupo de oficiales que acompañó a Chávez en la intentona golpista del 4-F, y que ahora, reagrupados de nuevo, han venido por Maduro, conforme a la proclama de Alcalá Cordones, de quien se asegura que el régimen ya ordenó su captura “vivo a muerto” por todo lo que se atrevió a decirle a su comandante en jefe  “transitorio”, responsabilizándolo, sin tapujos, del estado de descomposición social, política, económica y humanitaria que sacude a Venezuela. Más claro, imposible.

*** PERLAS DE VALOR. “Sea usted responsable, presidente Nicolás Maduro, como comandante en jefe de la FANB, condición transitoria y que solo ostenta en el ejercicio de la presidencia, a diferencia de nosotros, los oficiales generales, superiores y subalternos, que conservamos nuestra condición militar en todo momento y lugar, sea responsable de la acción judicial que se intenta contra el mayor general Miguel Rodríguez Torres y los Oficiales recientemente detenidos de la FANB, y procure que estén bajo la tutela y efectiva vigilancia de todos los integrantes del ámbito militar y de la Constitución Nacional” “En estas circunstancias, en la que los militares consideran el liderazgo civil incapaz de hacer frente a las arbitrariedades del gobierno, aumenta la motivación para ellos mismos imponer la razón y alzar la voz ante la desviación de las funciones gubernamentales”. Fragmentos de lo escrito y expresado por el M/G ClIver Alcalá C. Basta y sobra.

*** LA VARA DE MEDIR. La detención y encarcelamiento de Rodríguez Torres, junto a la de otros 83 oficiales, la mayoría del componente Ejército y que podría venir seguida de la de Alcalá, si es que a esta hora todavía goza de libertad plena, prueba de una vez por todas, la gravedad de la situación interna de la FANB, que desde hace tiempo ha sido casi insostenible para el régimen de Maduro, quien, a estas alturas y circunstancias, luce cercado y comprimido por la adversidad, sobre todo, estrechado y sometido por las mismas fuerzas del chavismo que se alzaron en armas varias veces contra el gobierno democrático y legítimo de Carlos Andrés Pérez, en la década de los 90, cuando el país era otro, con problemas coyunturales, pero incomparables con los estructurales de ahora, en los que reina la corrupción, el hambre, la miseria, la hiperinflación, el desorden, la inseguridad, el desempleo, y como consecuencia: la diáspora. Lesa humanidad.

*** MÁS POR LLEGAR. Lo que viene es joropo, advirtió una vez Caldera frente a una calamidad parecida y de eso se trata lo que todavía estamos sufriendo los venezolanos, dos décadas después. Todo arrancó con la tragedia Baduel y ha continuado con Rodríguez Torres y Ramírez López qué, a decir verdad, no son detenidos comunes y corrientes, ni tampoco presos cualquiera. Es la cúpula, la logia militar chavista, la misma con la que quiere acabar Maduro, y en la que Diosdado Cabello llegó a ser la cabeza, aunque aparezca, junto con Vladimir Padrino López, escondidos debajo de la alfombra de tercio pelo rojo. Y ahora sería interesante, muy interesante saber, lo que piensa Francisco Ameliach, pieza de la alta dirección del PSUV, sobre estos hechos recientes, tomando en cuenta que el exgobernador, en ejercicio de sus funciones, muy orondo y risueño, pegó en las redes sociales una foto con Padrino López y Rodríguez Torres, vanagloriándose los tres, de ser miembros de una misma promoción de la Academia Militar y afines a la revolución chavista. Historia reciente.

*** EL SANTO Y SEÑA. Pero todavía quedan aristas importantes que tocar, por su influencia determinante en los momentos críticos que afrontamos, y uno es Diosdado Cabello, quien desde un principio estuvo en el ojo del huracán, y hasta ahora Maduro no lo ha podido quitar del medio perturbador, pese a que conoce de sus intenciones y aspiraciones. El vicepresidente del PSUV se mueve como pez en agua, buscando a cualquier precio “el perdón de sus pecados” ante el gobierno de USA. Hace un mes atrás estuvo en la puerta de un arreglo conciliador, aprovechándose de las bondades de Shannon en sus relaciones con Rex Tillerson, anterior Secretario de Estado, pero como ahora ninguno de los dos está en la administración de Trump, anda dando nuevos aletazos, incluido el movimiento militar que asecha a Miraflores. Con la legua afuera.

***DESPACHO DE GENDARME. La aprehensión de MRT no fue comida de viernes. Desde hacía tiempo la orden estaba en agenda, pero no había forma de ejecutarla. Sus compañeros de armas, y sobre todo en el Ejército, se negaban a “ponerle los ganchos” e incluso la misma comisión del SEBIN que lo fue a buscar, encabezada por el general de la GNB, Eduardo Serrano Díaz, sin poder esconder el miedo, antes de hacerlo preso se le cuadró y luego ni siquiera le quitó el teléfono y menos lo esposó, limitándose a invitarlo a que los acompañara, por “órdenes superiores”, que se entendió habían sido dadas por el propio Maduro, desde su refugio o cautiverio. Humor en clave.

***LA PUERTA GRANDE. El nuevo Secretario de Estado Norteamericano, Mike Pompeo, llegó con la vara alta y no va a pomponear sus decisiones frente a la crisis venezolana, como lo hacía su antecesor Tillerson, aparentemente tímido y reservado por sus negocios petroleros internacionales en punta desde Exxon Mobil. Pompeo ya probó su severidad como director de la CIA, al no temblarle el pulso contra altos funcionarios del régimen de Maduro, a la hora de sancionarlos sin clemencia por delitos diversos. También ha sido terminante en sus señalamientos al actual gobierno de Venezuela, atribuyéndole nexos y protección a terroristas cubanos, iraníes y árabes, en supuesta complicidad con el vicepresidente Tareck El Aissami. Punto de cuenta.

*** ANTESALA CON ESTRELLAS. En el ir y venir de la crisis castrense que ahora ocupa el mayor tiempo del gobierno central, además de tener en la mira al general Cliver Alcalá, que ya no hay dudas que está resteado en contra de Maduro y su élite de enchufados, ha surgido el nombre del también M/G Jesús Suárez Chourio, actual comandante general del Ejército, como el próximo en la lista de purga de las Fuerzas Armadas que dispuso Miraflores, y quien figuró entre los centauros de Chávez, no solo a la hora de la movilización de tropas en los intentos de golpes de los años 90, sino de la gente de confianza que mantuvo a su lado el “comandante eterno” y que en las actuales circunstancias no son bien vistos por el régimen. Este oficial cayó en desgracia, después que agentes del G-2 cubano le mantenían pinchadas sus llamadas telefónicas. En casa de herrero.

***HONOR AL MÉRITO. Henri Falcón, ex gobernador de Lara y ahora flamante candidato presidencial de AP y por su propia cuenta y riesgo, también ha mejorado su perfil de sospechoso y caro aliado del señor Nicolás Maduro Moros, por cuyas andanzas ya entró al libro negro de Trump y de la Unión Europea, y nominado de lujo para las próximas sanciones contra venezolanos responsables de los desmanes y atrocidades que rayan delitos contra los derechos humanos. Convicto y confeso.

*** VIENTO EN POPA. Sorpresiva y conmovedora la decisión del grupo político Juega Limpio, fundado y mantenido por el ex alcalde Alejandro Feo La Cruz, de postular aspirantes al Consejo Legislativo de Carabobo y a varios Concejos Municipales de la región, contrariando la decisión de la MUD y del Frente Amplio de oposición, de no darle oxígeno al señor Maduro y a aliados, urgidos de esta clase de posturas divisionistas como oportunistas, que solo hacen es complacer las ambiciones e intereses del oficialismo. No tiene la culpa el ciego.

Francisco M. Pérez       efeemeperez@yahoo.com