Con un tuitazo el catire Trump, destituyó al Secretario de Estado Rex Tillerson

El Halcón Mike Pompeo, jefe de la CIA, asume desde hoy la Secretaría de Estado de los Estados Unidos, cargo que debe autorizar el Senado de ese país

El ruido en la oficina oval se hizo sentir. El despido de Tillerson no tuvo contemplaciones. Fue duro Trump. Un tuit y fuera. El propio Departamento de Estado, en un insólito comunicado firmado por un alto cargo, hizo saber que “el secretario de Estado no había hablado con el presidente esa mañana y que desconocía el motivo” de la destitución. “El secretario tenía toda la intención de permanecer debido a los tangibles progresos hechos en materias críticas de seguridad nacional”, remacha la nota.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abrió hoy una nueva crisis en su turbulento gabinete. A los pocos días de iniciada la guerra tarifaria y de aceptar reunirse cara a cara con el líder norcoreano, Kim Jong-un, el mandatario republicano anunció la destitución fulminante de su secretario de Estado, Rex Tillerson, y su recambio por el director de la CIA, el halcón Mike Pompeo. La jefatura de la CIA será ocupada a su vez por la polémica Gina Haspel, fuertemente criticada por supervisar las terribles torturas practicadas en la cárcel secreta de Tailandia. Tanto el puesto de Pompeo como el de Haspel requieren de confirmación del Senado. Con la salida de Tillerson, cae otro de los pesos pesados del sector moderado (la semana pasada fue el consejero económico, Gary Cohn) y se confirma una vez más la vertiginosa capacidad de Trump para quemar equipos.