Canciller uruguayo: Resolución de la OEA es una exhortación, no una injerencia

El canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, garantizó que la resolución sobre Venezuela aprobada por la Organización de los Estados Americanos (OEA) con el apoyo de Uruguay el pasado jueves no es una exigencia, sino una exhortación a que se postergue la realización de las elecciones presidenciales.

“No es una injerencia de manera alguna, es una exhortación. Quedará en manos de el Gobierno venezolano aplicarla o no. Nosotros estamos absolutamente en contra de cualquier intervención de tipo militar como han aparecido algunas sombras o amenazas en este último tiempo sobre Venezuela”, resaltó este lunes 26 de febrero.

De acuerdo al diplomático, el Gobierno nacional está “aprovechando” la decisión de la oposición de no presentarse a las elecciones en un momento en que hay partidos políticos y dirigentes proscritos, y presos políticos.

“Para nosotros hay una situación que fue determinante y es el hecho de que el Gobierno de Venezuela haya decidido convocar a elecciones para la Asamblea Nacional cuando esta tiene mandato vigente“, justificó Novoa sobre el respaldo al documento que pide que Venezuela presente un nuevo calendario electoral.

“Aunque algunos gobernantes se autodefinan de izquierda, tienen posiciones que no lo son porque a mí no me representan y yo creo que nadie que sea progresista o de izquierda puede sentirse representado por gobernantes que toman determinadas actitudes”, agregó.

Novoa explicó también que Uruguay no se sumó al Grupo de Lima porque cree que la situación de Venezuela se debe dirimir en los ámbitos constitucionales correspondientes como el Mercosur o la OEA.

En ese sentido, apuntó que Uruguay está “en el medio justo” y mira la situación “con ecuanimidad y justicia“, y añadió que no cree que su país “iría a unas elecciones” con dirigentes políticos presos, partidos proscritos o un poder Judicial que responde a las directivas del Ejecutivo, por lo que no debe querer que lo mismo pase con cualquier otra nación.

“Se piensa que no están dadas las condiciones democráticas para que se celebren elecciones en Venezuela. Hay una crisis sanitaria, económica y humanitaria. Nadie puede hacerse el distraído con esas cosas”, concluyó.

Con información de EFE