Trump analiza imponer restricción a importaciones de aluminio venezolano

El secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross, recomendó este viernes al presidente, Donald Trump, que imponga aranceles y restricciones a la importación de aluminio y acero para salvaguardar la industria nacional estadounidense.

Estas recomendaciones surgen de un estudio del Departamento de Comercio que concluye que el reciente aumento en las importaciones de estos metales supone un “riesgo para la seguridad nacional” ya que amenaza la viabilidad de la industria estadounidense.

Trump llegó a la Casa Blanca con un discurso proteccionista que tenía la protección de la industria del metal frente a las importaciones de la China como uno de sus pilares.

En las recomendaciones, Ross propuso una variedad de medidas para que Trump pueda elegir la que le parezca más conveniente.

El presidente tiene tiempo hasta el 11 de abril para emitir una conclusión sobre el caso del acero y hasta el 19 de abril para el aluminio.

En el caso del aluminio, Ross propuso un nuevo arancel del 7,7 % a todos los países o de un 23,6 % a China, Hong Kong, Rusia, Venezuela y Vietnam, también acompañado de una limitación de las importaciones del resto de países a los niveles de 2017.

La tercera opción tan solo limita todas las importaciones de aluminio al 86,7 % de los niveles de 2017.

Estas medidas proteccionistas se da en el contexto de un grupo de sanciones económicas que el gobierno de Trump ha impuesto contra funcionarios venezolanos indicados en hechos de corrupción y/o violación a los derechos humanos, aunque no forman parte del paquete anunciado.

En el caso del acero, Ross propuso establecer un arancel del 24 % adicional a los existentes a todos los países importadores o de un 53 % a un grupo de 12 países (Brasil, China, Costa Rica, Egipto, India, Malasia, Corea del Sur, Rusia, Suráfrica, Tailandia, Turquía y Vietnam).

Esa segunda opción iría acompañada de una limitación de las importaciones del resto de países a los niveles de 2017.

Una tercera opción no implicaría nuevos aranceles pero limitaría todas las importaciones a un 63 % de los niveles de 2017.

Con información de EFE

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: