Contralmirante retirado: La gente tiene miedo, se necesita de una intervención en Venezuela

El contralmirante retirado, Carlos Molina Tamayo, no cree que hoy estén dadas las condiciones para que se ocurran nuevamente las protestas masivas que llevaron al entonces presidente Hugo Chávez a ser arrestado y salir brevemente del poder en abril de 2002.

“Hay mucho terror. La gente se encuentra secuestrada y está bajo el síndrome de Estocolmo, complacientes con los secuestradores”, comentó en una entrevista concedida a El Nuevo Herald.

Por tal razón, quien fuera uno de los líderes principales detrás del fallido golpe de Estado ocurrido casi exactamente 16 años, da pocas probabilidades de éxito a que los venezolanos por si solos puedan provocar la salida del régimen de Nicolás Maduro.

“Tiene que venir alguien de afuera a ayudar para que los que estén adentro se puedan sumar. Porque realmente están atemorizados, y con razón, porque sabemos que es un régimen perverso que desaparece gente, que tortura y que tiene mazmorras como La Tumba, donde están todos estos pobres estudiantes que han sido maltratados”, aseveró.

El ex funcionario castrense pidió a los venezolanos que viven en el extranjero ejercer presión sobre los países en los que residen, para que estos adopten acciones diplomáticas mucho más fuertes contra el gobierno nacional.

“Y digo rescatar a Venezuela porque está secuestrada, está invadida por los cubanos comunistas y la región está bajo la amenaza de que en el país se establezcan bases rusas o chinas y que termine convirtiéndose en un trampolín del Hezbolá y de otros grupos terroristas que son auspiciados por varios personeros del gobierno”, sentenció.