Renace el MAS – Manuel Felipe Sierra

El 19 de enero el MAS celebro los 47 años de su fundación, una disidencia del Partido Comunista que obedeció a razones ideológicas. La nueva organización asumía el socialismo en libertad a diferencia de los esclerosados modelos tutelados por la Unión Soviética; un planteamiento además novedoso que impactó en varios países europeos dando paso al “eurocomunismo”.
La aparición del MAS representó un hecho político y también cultural que entusiasmó a sectores juveniles, a dirigentes empeñados en enfrentar la polarización AD –COPEI, a disidentes de la Juventud Copeyana y en 1973 presentó la candidatura de José Vicente Rangel, independiente de izquierda y defensor de los derechos humanos. El “masismo” logró un crecimiento electoral discreto pero operó como la alternativa frente al bipartidismo excluyente. Sin embargo, sus votos fueron determinantes en las victorias de Caldera y Chávez aunque finalmente fue crítico de ambos gobiernos.
Luego de divisiones y de ceder a la hegemonía de los nuevos partidos nacidos del “antichavismo” el MAS cobra aliento con la política de romper la nueva polarización chavismo-MUD insistiendo en la escogencia mediante primarias de un candidato de unidad capaz de facilitar los consensos que son indispensables para un acuerdo nacional. La celebración aniversario organizada a la memoria de Pompeyo Márquez contó con una numerosa asistencia de representantes de otros partidos y personalidades que apuestan como materia de urgente a una salida democrática de cara futuro.