Francisco Rodríguez: Manuel Quevedo acelera caída de la producción de PDVSA

 

“Hay una decisión de paralizar totalmente las contrataciones dentro de PDVSA por una razón que puede ser legítima como es la de atender los casos de corrupción, pero centralizar la aprobación de contratos puede ocasionar una situación porque se puede llegar a una parális de la industria petrolera”. Tal es la advertencia hecha por el Economista Jefe de la firma Torino Capital, Francisco Rodríguez, quien indica que el volumen de extracción de Venezuela podría descender a 1,5 millones de barriles por día en 2018.

Reitera que entiende las razones por las que la Fiscalía General de la República, desde el mes de noviembre, inició investigacioens en PDVSA; y las acciones del nuevo presidente de la estatal, Manuel Quevedo, pero alerta que los frenos en las contrataciones pueden obtaculizar el objetivo de incrementar la producción en 1 millón de barriles diarios como ha señalado el presidente Nicolás Maduro.

“No se está claro dentro de la industria cuáles son los criterios que son utilizados para indentificar las faltas que serán penalizadas puede crear una situación en la cual los gerentes de PDVSA que deben tomar decisiones opten por no hacer nada y entonces toda la empresa entra en una dinámica que puede ser muy dañina en un momento en el cual se necesita que la compañía se adapte a un entorno que está cambiando”, enfatiza Rodríguez.

Percibe con la designación del mayor general Quevedo un intento porque la corporación ahora este bajo el control de los militares y se desplaza los cuadros profesionales y técnicos que permanecían el industria.

Señala además que la sobrevaluación cambiaria también ha perjudicado a PDVSA y a las empresas mixtas con firmas transnacionales porque se les obliga a realizar sus gastos a las tasas de los regímenes de divisas protegidas y complementerias, DIPRO y DICOM, que están a las paridades de 10 y 3.500 bolìvares por dólar, respectivamente, mientras que el mercado paralelo está por el entorno de 100.000 bolívares.

“En los últimos cinco años durante el gobierno del presidente Nicolás Maduro, la distorsión cambiaria es mayor a la que habìa cuando el presidente Hugo Chávez y eso ha hecho las cosas más difìciles para PDVSA”, advierte el ejecutivo de Torino Capital.

“Chávez y Maduro decidieron ponerle impuestos muy altos a PDVSA y a la actividad petrolera con un impuesto por ganancias exorbitantes y las contribuciones a programas sociales, pero sobretodo con una especie de impuesto cambiario debido a que se ha mantenido el tipo de cambio sobrevaluado y eso obliga a PDVSA a pagar costos en bolívares demasiados altos; y todo esto dejo a la empresa con muy poco dinero para la inversión y la obligó a endeudarse para cubrir parte de sus gastos”, acota.

A criterio de Rodríguez, el solo hecho que la gestión de Quevedo logre frenar la caída en la producción sería un hecho positivo, pero indica que es prioritario resolver la distorsión cambiaria porque de lo contrario resulta imiposible recuperar el nivel de actividad que se tuvo en años pasados.

“Los ingresos reales del Gobierno y los de PDVSA han venido cayendo porque no se ha querido ajustar variables como el tipo de cambio, precio de la gasolina y de la electricidad y todos los determinantes en las escalas del impuesto sobre la renta. Eso es tanto como tener a un gobierno que decidió no tener ingresos fiscales”, puntualiza.

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: