El pesebre, una tradición que sigue viva

Los católicos lo llevan en el corazón y no dejan de representarlo en hermosas creaciones por todo el país.

El pesebre de Canchancha, que construye todos los años Nicanor Cifuentes, está arribando este 24 de diciembre, a 59 años y este domingo 24, desde las 6:00 de la tarde, abrirá sus puertas a todo el público que quiera deleitarse con su hermosa tradición.

“En esta fecha también comenzaremos todos los preparativos para la celebración de los 60 años de nuestro nacimiento, fiesta que será llevada a efecto con todos los honores por lo que, desde ya, estamos invitando a todos los pesebreros de la ciudad a que nos acompañen”, dijo Cifuentes.

Como el de Canchancha, la elaboración del Nacimiento en cada rincón de Venezuela sigue viva en los hogares y corazones de los venezolanos.

A pesar de la crisis esta manifestación es una de las más hermosas que se practican en suelo zuliano y en estos días es muy común observarlos en muchas casas, a cielo abierto, en la calle, en las iglesias y en cualquier institución pública o privada donde cada año tratan de mejorarlo con respecto al anterior.

La tradicionalidad es quizá la característica que mas define a esta costumbre. Por eso pesebres como el de Canchancha, el de la Básilica, la Puerta de la Maravilla, el de la Catedral y muchos otros tienen tanto arraigo en este suelo por su constancia y permanencia en el tiempo.

El pesebre de Canchancha “es un sitio de encuentro donde cada año toma vida el quehacer cultural en distintas manifestaciones, todas, orientadas a rendir tributo al acontecimiento más grande de la humanidad: el nacimiento de Jesús”, apunta Cifuentes.

El pesebre de Canchancha arriba a 59 años

 

El nacimiento de Jesús es la inspirador de esta hermosa costumbre

 

Pesebre Puerta de la Maravilla, en Amparo

 

El Nacimiento de la iglesia Santa Bárbara

Luis Bravo/Panorama