La historia de la venezolana que pasó de ser secuestrada a ganar Master Chef Uruguay

María Gracia Sosa tuvo una pistola apuntando a su cabeza hace menos de cuatro años en Venezuela, víctima de un secuestro exprés. Un año después, escapando de la inseguridad y la crisis, migró a Uruguay, donde acaba de ganar el concurso MasterChef.

“Es un cuento de hadas”, relata a la AFP en su casa de Montevideo. “La pasión por la cocina estuvo siempre, y siempre he sido súper fan de MasterChef, pero nunca imaginé que iba a tener siquiera contacto con el programa”, relata esta médica de 29 años, que aterrizó en Uruguay para seguir sus estudios de posgrado y probar suerte.

Cuando “me fui de Venezuela, ya no me quedaban amigos allá. Se habían ido todos. Vine aquí porque me pareció un país seguro y porque podía ejercer como médico después de un proceso de reválida de un año”, explica.

María Gracia llegó a Montevideo en febrero de 2014 con un amigo y a los pocos meses vino su novio. Estuvo estudiando y trabajando en una tienda para cubrir sus gastos y un día su pareja, sabedor de su pasión por la cocina y por el programa, le animó a presentarse a la segunda temporada.

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: