DEA evidencia crecimiento de cultivos de coca durante el proceso de paz

Colprensa –  El informe 2017 de la agencia antidrogas de los Estados Unidos, DEA, resalta con preocupación el aumento en la cantidad de cultivos de coca en Colombia, un tema por el que se enfrentaron este último fin de semana el Fiscal con el Gobierno Nacional.

La DEA alertó que desde enero desde este año, su dependencia en Miami reportó un aumento significativo en la llegada de cargamentos de cocaína producida en Colombia, que había sido enviada en los cuatro meses anteriores por rutas en el Pacífico.

En este sentido, alertó de un incremento en la producción de cocaína del 35% entre 2015 y 2016, con un estimado de 710 toneladas.

“La actual producción está en los niveles más altos de los que se tengan registro”, detalla la DEA en su informe.

Acorde con los estimados de 2016, los cultivos de coca incrementaron en un 18%, al pasar de las 159 mil hectáreas a las 188 mil. La agencia encuentra dos responsables del fenómeno: el decrecimiento en la fumigación aérea y manual, y la decisión de cultivadores de coca de bloquear la erradicación manual.

La DEA alertó además de las perspectivas de expansión de los cultivos a lo largo del 2017, a causa de los beneficios económicos para los cultivadores.

Según los cálculos del informe, un cultivador colombiano podría llegar a ganar 1.200 dólares por cada cuarto de hectárea de coca cultivada. Este beneficio sería un incentivo para seguir con esta práctica, resalta la DEA.

Este fenómeno ha causado un rebrote de consumo de cocaína en los Estados Unidos, a causa de la disponibilidad en las calles. La agencia norteamericana recordó que Colombia sigue siendo el principal proveedor del mercado de este alucinógeno en el país del norte.

Los responsables

El Clan del Golgo, los Úsuga y las Farc han sido señaladas en este informe de la DEA como causantes del aumento en cultivos.

Reseñan que estos grupos han entablado relaciones de trabajo con carteles mexicanos para llevar la cocaína de Colombia a las calles en Estados Unidos. “Mientras que las bandas de Colombia controlan la producción y envío de la droga, las bandas mexicanas se encargan de su intriducción y distribución en Estados Unidos”.

Frente a la participación de las Farc, que firmó el acuerdo de paz con el Gobierno en 2016, la DEA resaltó que ciertas cabezas de la extinta guerrilla habría ayudado a incentivar el cultivo, motivados por la creencia de que los planes del Gobierno en el posconflicto iban a enfocarse en estas áreas con mayor producción.

El informe concluye con una cifra: aproximadamente el 92% de las muestras de cocaína detectadas en el mercado de Estados Unidos vienen de Colombia.

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: