Cuando se compite con tramposos – Carlos Canache Mata

Las actas de escrutinio de las votaciones del domingo 15 de octubre para elegir los gobernadores de estado no recogieron, ni podían recoger, las irregularidades y artimañas fraudulentas que realizó el PSUV, con la cooperación del CNE, a lo largo del proceso electoral y el mismo día de los comicios. Por esa razón, al leer Tibisay Lucena, al salir de la Sala de Totalización del CNE, los resultados numéricos y porcentuales de la votación en cada uno de los 23 estados, no estaba sino informando  la verdad de una realidad ya viciada.

La MUD emitió, anteayer lunes, un comunicado en el que fija posición sobre ese evento electoral y las fechorías cometidas por el oficialismo y sus sirvientes. Veamos.

1-Se afectaron más de 700.000 electores con la reubicación de centros de votación “48 horas antes de la elección e inclusive el mismo día de la elección”.

2-Se les impidió u obstaculizó votar al menos a 1.000.080 electores en centros tradicionalmente favorables a la oposición, debido a “máquinas dañadas, mesas que no abrieron o que tuvieron retrasos injustificados hasta altas horas de la noche”.

3-No menos de 90.537 votos nulos no se pudieron adjudicar a la oposición por el “impedimento de sustitución de candidatos ya retirados” que habían perdido en las elecciones primarias internas de la MUD y que habían consignado sus renuncias ante el CNE y manifestado su voluntad de apoyar el candidato ganador en tales primarias.

4-Al menos a unos 350.000 ciudadanos se les impidió u obstaculizó el libre ejercicio al voto “por violencia o intimidación dentro y fuera de los centros electorales”.

5-Se atemorizó a empleados públicos y beneficiarios de los programas sociales con el chantaje de que a través del carnet de la patria se sabría cómo votaron. ¿Cuántos, en el momento de votar, se creyeron eso?.

6-Por la ausencia de la tinta indeleble, hubo “electores que ejercieron múltiples votos”. ¿Qué magnitud tuvo ese daño, solo verificable por auditoría de cuadernos y huellas?.

7-Después del cierre de la hora legal, y sin que hubiere electores en cola, se mantuvieron centros abiertos para el transporte irregular a última hora de votantes del PSUV. ¿Cuál fue el tamaño de esa irregularidad ventajista?.

8-Se obstaculizaron “las auditorías del proceso de verificación ciudadana, lo que impidió verificar la consistencia entre los votos emitidos y los resultados transmitidos”.

9-Aun cuando es cierto que las mediciones de opinión a veces se equivocan,  es claro que las encuestas no tienen incorporados los efectos o consecuencias de  manipulaciones fraudulentas, como las arriba señaladas, cometidas por el PSUV y  el CNE. Eso explicaría, en este caso, la enorme discrepancia entre lo que informó el CNE y lo que pronosticaban todas las encuestas?.

Los venezolanos y la comunidad internacional sabemos muy bien que ya a la dictadura tramposa que encabeza Nicolás Maduro no le queda ni un gramo de vergüenza.

Seguiremos comentando el evento electoral del 15 de octubre.

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: